Juan Nepomuceno – su vida y legado

Juan Nepomuceno – su vida y legado

Anímate a conocer un poco mejor al santo más popular en Bohemia

HomeWhat's NewJuan Nepomuceno – su vida y legado
Juan de Pomuk, Juan Nepomuceno, Johánek, son todos nombres relacionados con uno de los pocos santos católicos romanos en Bohemia. Nació aproximadamente en el año 1340 (o más tarde) en Bohemia del Oeste y falleció el 20 de marzo de 1393 en Praga. Trabajó para el arzobispo praguense y hoy día se considera uno de los patrones de la tierra checa. Este año se conmemoran exactamente 300 años de su canonización. ¿Quién era en realidad? ¿Dónde podemos hallar su legado?

El lugar natal y la juventud de Juan Nepomuceno

Juan nació aproximadamente en 1340 en Pomuk, una ciudad en Bohemia del Oeste cerca de Pilsen. Según narra una tradición, nació en el lugar donde hoy día se encuentra la iglesia barroca de San Juan Nepomuceno. En aquel tiempo aquí había una casita pequeña donde nació Juan. Su padre era el magistrado, o sea administrador, en la localidad. Juan estudiaba en el monasterio cercano, después continuó estudiando en la recién fundada Universidad Técnica de Praga que hoy día lleva el nombre Universidad Carolina y en la universidad en Padua.

La carrera y la muerte de Juan

Juan de Pomuk, como era su firma antes, trabajaba como notario, vicario, prebendado o también como abogado. De este modo, aprovechaba su educación y poco a poco iba creando su carrera profesional. En el año 1389 fue nombrado vicario general del arzobispo praguense. Fue la cima de su vida profesional porque no provenía de una familia aristocrática y en aquel tiempo solo personas selectas y provenientes de familias aristocráticas podían ejercer cargos importantes. A la vez, Juan se encontraba en una situación incómoda porque el arzobispo praguense y el rey checo rivalizaban. Era una época muy insegura, llena de guerras religiosas que finalmente desembocaron en la reforma de la iglesia católica en toda Europa. Todo el conflicto entre el rey y el arzobispo escaló en el año 1393 cuando Juan fue detenido, por orden del rey, en el Castillo de Praga y martirizado. La investigación de sus huesos realizada en el siglo XX confirmó el hecho de que realmente murió siendo torturado. Su cuerpo fue arrojado desde el Puente de Carlos al río Moldava.

Leyendas sobre Juan Nepomuceno y canonización

El cadáver de Juan fue sepultado; no obstante, unos años después de su muerte, las crónicas revelan diversas leyendas que narran sobre los milagros que Juan había hecho después de su muerte y sobre su martirio. Aproximadamente 100 años después de su muerte surgió probablemente la más popular de las leyendas. Narra que Juan era confesor de la reina y murió por haberle negado al rey el secreto de confesión de la reina. El culto de Juan Nepomuceno, sin embargo, surgió en el siglo XVII, cuando en homenaje a él se comenzaron a construir cruces a lo largo de los caminos, iglesias consagradas a él, y se convierte en el patrón del honor, del secreto de confesión, de los navieros y balseros, y a la vez pasa a ser, junto con San Wenceslao, uno de los patrones de la tierra checa. El proceso de beatificación fue terminado el 31 de mayo de 1721, o sea exactamente hace 300 años.

Lugares relacionados con Juan Nepomuceno

¿Qué lugares están relacionados con Juan Nepomuceno? El lugar de su nacimiento, naturalmente, la ciudad Nepomuk en Bohemia del Oeste. La ciudad destaca por varios monumentos históricos. Entre ellos podemos mencionar, por ejemplo, la iglesia de San Juan Nepomuceno, donde hasta hoy dan misas para conmemorar el nacimiento y el martirio de San Juan, también el arzodecanato y el viejo Correo de Zelená Hora con el museo de automóviles y motocicletas históricas.

Otro monumento que recuerda su vida y su muerte es el Puente de Carlos en Praga. Precisamente en este lugar, el cuerpo de Juan fue arrojado al río. En la actualidad se puede ver allí una pequeña cruz y un relieve. Muchos turistas tocan el relieve con la mano para atraer la suerte. Tú también puedes hacerlo, aunque debes saber que esta costumbre nació a principios de los años 90 del siglo XX, cuando los turistas apenas comenzaron a visitar Praga. Pero uno nunca sabe, ¡así que pruébalo!

La tumba de San Juan Nepomuceno se encuentra en la catedral de San Vito , sita en el Castillo de Praga. Si vienes a visitar este lugar, seguramente verás su tumba. Está situada en la pasarela sur del coro de catedral y el sepulcro está fundido en plata pura; es una obra realmente monumental. El aspecto actual de la tumba y del sepulcro fue creado aproximadamente en la mitad del siglo XVIII.

Pero la huella más conocida que ha dejado Juan Nepomuceno es la iglesia de peregrinaje de San Juan Nepomuceno en la ciudad Žďár nad Sázavou, que se extiende en el altiplano Vysočina. Este monumento no tiene vínculo con su vida, pero es una iglesia que fue construida y consagrada a este santo. La iglesia está inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Fue construida al principio de los años 20 del siglo XVIII y, sin lugar a dudas, es la obra más peculiar de J. B. Santini Aichel, quién combinaba el barroco que entonces estaba de moda, con el estilo gótico.  ¡En ninguna otra parte del mundo verás este tipo de obra! La iglesia como tal simboliza el número cinco, a base de la leyenda sobre Juan Nepomuceno. Por ejemplo, la vista en plano de la iglesia tiene forma de estrella de cinco puntas, la iglesia tiene cinco salidas, cinco nichos de altar, dos veces cinco capillas alrededor del área central, el altar principal tiene cinco estrellas y cinco ángeles. Todo esto simboliza las cinco letras de la palabra en latín "tacui" (callé) y especialmente las cinco estrellas en la laureola del mártir que, según narra la leyenda, aparecieron en el río Moldava después de su muerte. La iglesia y toda el área se están reconstruyendo y el proceso de reconstrucción debería finalizar en el transcurso del año 2021. 


Si atraviesas la República Checa y abandonas las autopistas, podrás observar otra importante característica de paisaje que muchas veces se relaciona con el culto de San Juan Nepomuceno. Son  unas estatuas barrocas a lo largo de los caminos. Se levantaban cruces pequeñas, santuarios al borde del camino o estatuas, especialmente de San Juan Nepomuceno, en encrucijadas, junto a todo tipo de descansaderos, en salidas de pueblos y poblaciones… Prácticamente en todas partes. El paisaje de Bohemia es rico en caminos históricos y sus señalizaciones antiguas. Los viajeros podían detenerse frente a estas obras pequeñas, dar las gracias a Dios y a los santos por su protección en el camino o simplemente descansar. San Juan Nepomuceno tiene en República Checa su lugar natal, tumba o iglesias, además está presente prácticamente en todas las ciudades o, tan siquiera, en sus caminos de llegada a ellas.

Las fiestas Navalis

En homenaje al santo checo más conocido se efectúan cada año, la noche antes de la fiesta, o sea el 15 de mayo, las fiestas de San Juan Navalis. Son unas fenomenales fiestas barrocas en el agua, junto al Puente de Carlos en Praga y tienen una tradición de tres cientos años. Su popularidad es similar a la del carnaval de Venecia y representan el objetivo turístico de peregrinos y turistas del mundo entero. Las fiestas barrocas en Moldava tienen un escenario fijo todos los años: adorno festivo de caballos en la plaza Hradčanské,  la misa solemne en la catedral de San Vito, Wenceslao y Adalberto, la procesión desde la catedral por el Puente de Carlos a la plaza Křižovnické, y el concierto de música barroca en la superficie del agua del río Moldava. Es un evento excepcional. ¡No te lo pierdas!