Conoce la tradición de los pesebres checos

Conoce la tradición de los pesebres checos

¡Ya huele a Navidad!

Conoce la tradición de los pesebres checos
Exposiciones de pesebres tienen cien años de tradición en la República Checa. La mayoría de los pesebres expuestos es instalada antes del inicio del Adviento y así los visitantes tienen varias semanas para adaptarse al período festivo del año. ¿Dónde podrás admirar los pesebres? Vamos a invitarte a museos al aire libre, museos habituales y otros lugares de interés en toda la República Checa. ¡Ya huele a Navidad!

Pesebres en las iglesias

Los pesebres originalmente servían para mostrar la escena del nacimiento de Jesús y se podían ver solo en iglesias. Al paso del tiempo, los pesebres se convirtieron en una tradición que se implantó también en las viviendas. ¿Dónde, entonces, se pueden ver pesebres en Praga?  Anímate a visitar, por ejemplo, la basílica de San Pedro y San Pablo en Vyšehrad donde desde el 24 de diciembre se podrá ver un espléndido pesebre que data del siglo XIX.  Un pesebre grande pintado, hecho de placas en el estilo moderno, estará instalado en el exterior desde el 5 de diciembre y recibirá a los visitantes en la terraza de la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria en Malá Strana donde podrán ver el Niño Jesús de Praga.   El museo de la iglesia también es sede de la exposición permanente de pesebres del mundo entero – América Central y América del Sur, Canadá o Filipinas. No faltará ni el Niño Jesús vestido de blanco por el tiempo de la Navidad. Otro sitio tradicional donde podrás ver pesebres durante la Navidad es, por ejemplo, la iglesia de San Matías en Dejvice donde exponen un pesebre muy interesante hecho de pan de miel.  

¡A visitar museos de pesebres!

En la República Checa hay varios museos de pesebres que funcionan todo el año. En el Museo de pesebres de Karlštejn en Bohemia Central podrás ver la colección de pesebres antiguos checos tallados de madera y también podrás ver pesebres de otros materiales, por ejemplo de azúcar o pan. Los más atractivos son los pesebres mecánicos y el pesebre real de Karlštejn. Es el pesebre de marionetas más grande con las figuras de los diez gobernadores checos más importantes. 

En el Museo de pesebres en Třebechovice pod Orebem, en Bohemia del Este, hay más de 400 pesebres fabricados de diversos materiales y provenientes de todas las partes de la República Checa, antiguos y otros modernos también. El pesebre del Preboste de Třebechovice es el único pesebre en la República Checa que ha sido declarado un monumento cultural nacional. Tiene unos 100 años y es compuesto de miles de piezas y unas 350 figuras talladas. Cincuenta y una de ellas se mueven mientras ejercen sus labores, otras están instaladas en varias bandas móviles. ¡Este pesebre de siete metros de largo les gustará tanto a los niños como a los padres que tienen afición por la técnica!

Una exposición permanente de pesebres se puede ver también en el pueblo de Třešť, en la región de Vysočina la cual es una de las más importantes regiones de la República Checa donde se fabrican pesebres.  El más grande de los pesebres mecánicos de origen popular que también está inscrito en el Libro de los récords de Guiness se puede ver todo el año en la ciudad de Jindřichův Hradec, Bohemia de Sur.

Los pesebres populares en un museo al aire libre

Al final de noviembre, en el área del museo al aire libre en Přerov nad Labem, Bohemia Central, las casas reviven con las escenas de la vida de los antepasados. En los interiores de diversos edificios históricos hay demostraciones de los hábitos antiguos de Adviento y de Navidad. La exposición navideña navidad popular en la región de Elba, a parte de antiguos pesebres populares y eclesiásticos, incluye también una colección de pesebres actuales hechos con todo tipo de materiales. Esta colección es ampliada constantemente.



La ciudad de Hlinsko, Bohemia del Este, no se queda atrás. En la reserva histórica Betlém (Pesebre) en Hlinsko puedes visitar la exposición Betlém vánoční (Pesebre Navideño). Verás antiguas casas de madera decoradas y pesebres hechos por creadores del pueblo. También se expondrá un singular pesebre mecánico de Hlinsko. No falta ni el interesante pesebre dedicado a la Pasión de Cristo o pesebres elaborados con paja, papel  y hasta de masa.

Pesebres instalados en exteriores

En el pueblo pintoresco de Kryštofovo Údolí que se extiende cerca de la ciudad Liberec podrás ver, desde el fin de noviembre, un singular pesebre exterior que es obra del pintor académico Josef Jíra, con una iluminación espléndida al atardecer.

Cerca del hospital Kuks en Bohemia del Este se encuentra la senda instructiva que lleva el nombre Půjdem spolu do Betléma (Vamos juntos a Belén). Por esta senda, desde la plaza en Kuks podrás llegar al pesebre de Braun que está situado en medio del bosque. Este pesebre originalmente se componía de 26 relieves figurales talladas en rocas y bloques de piedra. Solo diez se han conservado en este lugar.



¿Más ideas para excursiones? Por ejemplo, el espléndido pesebre fabuloso de Krkonoše sito en el parque de palacio en Vrchlabí, en el norte de Bohemia, o el singular pesebre de madera y metal en Kovozoo cerca de Uherské Hradiště, en el este de Moravia, con sus animalitos fabricados de chatarra y  figuras humanas de madera. ¡Hay tantas cosas de interés a escoger!