¡Llévate un souvenir de calidad a tu casa!

¡Llévate un souvenir de calidad a tu casa!

Un pedacito de República Checa en tu casa. Algo tradicional de comer o una decoración.

HomeNuevo¡Llévate un souvenir de calidad a tu casa!
Escoger lo mejor y llevarte un lindo recuerdo de tu viaje no es nada fácil. Los centros de las ciudades hoy día están repletos de objetos de recuerdo que no tienen prácticamente ninguna conexión con la región donde te encuentras. Por eso hemos escogido para ti unos souvenirs locales y regionales que no encontrarás en ninguna otra parte.

Cristal de Bohemia del Oeste

La región entera de Bohemia del Oeste que se extiende alrededor de la ciudad balneario de fama mundial Karlovy Vary se ha hecho popular, a lo largo de varios siglos, por sus productos de cristalería. Debido al desarrollo político y económico durante el siglo XX hasta el día de hoy se ha conservado tan solo una fracción de todas las manufacturas y fábricas antiguas que en aquel entonces producían y exportaban el cristal checo en grandes cantidades. El cristal tallado hoy día se puede admirar gracias a la producción de la empresa Moser que tiene su sede directamente en Karlovy Vary. ¿Deseas un florero tallado o un objeto más bien minimista? Esta empresa con 160 años de tradición ofrece ambas cosas, basta con escoger.

Títeres praguenses

¡Visitar la República Checa y no ver títeres en una tienda de souvenirs es casi imposible! El arte de títeres tiene una tradición de muchos centenares de años en el territorio checo y hasta el día de hoy este arte se ha conservado. Gracias a ello, el arte de títeres fue inscrito en 2017 en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de UNESCO. ¡La mayoría de los espectáculos de marionetas hoy día son destinados a los niños, pero nunca es tarde volver a la niñez y recordar fábulas con sus reyes, princesas, dragones y arlequines! Al visitar Praga, simplemente deberías llevarte una marioneta.

El vino moravo

Moravia, especialmente en la parte del sur que copia la frontera de Austria y Eslovaquia, es una región muy propicia para el cultivo de la vid. Es la región más calurosa de toda la República Checa, por eso aquí hay centenares de hectáreas de viñas de calidad superior. Las regiones más famosas son las que se extienden alrededor de las ciudades Znojmo, Mikulov o Uherské Hradiště. Si aceptas la invitación a Moravia del Sur, debes parar en una que otra bodega morava. Los vinos de las viñas locales gozan de renombre en otros países también y cada año son premiados hasta en los concursos más prestigiosos. La variedad típica es Pálava o Veltlínské zelené. Ven, degusta y no te lamentarás.

Pan de miel de Pardubice

Bohemia del Este es una región donde abundan lugares históricos y monumentos tales como, por ejemplo, Litomyšl con su palacio, que está inscrito en la Lista del Patrimonio Cultural de UNESCO o el área del hospital barroco Kuks. Dos ciudades representan el centro de Bohemia del Este — Hradec Králové y Pardubice—. La segunda ciudad es famosa por su especialidad —pan de miel—. Se trata de un manjar dulce muy duradero y lleno de miel y especies. El método de preparación es tradicional, de harina de centeno, luego se decora con figuras complejas de masa de azúcar. Se usa para obsequiar o expresar agradecimiento, por eso muchas veces lleva algún escrito, por ejemplo, Madrecita o Gracias. ¡Regálaselo a tus personas más allegadas!

 

Reloj con tradición de marca PRIM

Nos quedamos un poco más en Bohemia del Este. Hasta el día de hoy, en la ciudad Nové Město nad Metují funciona la manufactura relojera que es una de las pocas donde aún producen relojes a mano, por métodos tradicionales. Eso quiere decir que los relojes no llevan mecanismos baratos de Asia. Los relojes y mecanismos completos, hasta el último tornillo, se fabrican directamente en la fábrica. O sea, no será un souvenir de los más baratos que te llevarás de la República Checa, no obstante, poseerás un producto que es resultado de la producción artesanal tradicional. Hasta el día de hoy puedes adquirir modelos de relojes que se fabrican por más de 70 años.