Škoda Auto: de fábrica de producción de bicicletas a empresa automotriz de renombre mundial

Škoda Auto: de fábrica de producción de bicicletas a empresa automotriz de renombre mundial

En 1899 la empresa Laurin & Klement comienza a producir también motocicletas Slavia noc lo cual se convierte en la primera fábrica de motocicletas en toda Austria-Hungría y Alemania.

HomeNuevoŠkoda Auto: de fábrica de producción de bicicletas a empresa automotriz de renombre mundial
La empresa Škoda Auto a.s. hoy día no solo es el mayor productor checo de automóviles sino también el mayor exportador checo y uno de los mayores empleadores checos. Los automóviles que llevan la marca Škoda actualmente se pueden adquirir no solo en Europa sino también en Asia, África, América del Sur y Australia. La empresa tiene más de 120 años de tradición y es una de las marcas de automóviles más antiguas del mundo. Todo esto empezó gracias a los ciclistas, Václav Laurin y Václav Klement.

Bicicletas, motocicletas y automóviles

La larguísima historia de la mayor empresa automotriz checa comenzó el martes 17 de diciembre de 1895. Dos ciclistas  entusiasmados – el mecánico Václav Laurin y el librero Václav Klement – fundaron en Mladá Boleslav una pequeña empresa de producción de bicicletas. Le pusieron el nombre Laurin & Klement y cuatro años después comenzaron a producir motocicletas y su empresa se convirtió en  la primera fábrica de motocicletas en toda Austria y Hungría y en Alemania. En el año 1905 aquí comenzaron a producir el primer modelo del automóvil Voiturette A  que se vendía con mucho éxito y elevó la empresa a la cima de la industria automotriz. Después de la primera guerra mundial, no solo coches de turismo sino también camiones y hasta motores de avión llevaban la marca imaginaria “made in Laurin & Klement”.

Emil Škoda atrás del timón

Un poderoso socio-inversor  – el consorcio de maquinaria de Pilsen Škoda – entra en la fábrica que entonces estaba bien instalada. Ambos fundadores venden sus participaciones y  Emil Škoda toma el “timón de la empresa”.  Gracias al dinero de Škoda, la fábrica de Mladá Boleslav fue reconstruida y también implementó la producción en cadena. En unos pocos años la empresa ocupó el primer lugar en las ventas y al final del año 1936 Škoda se convirtió en una empresa moderna que fabricaba coches de turismo, camiones, autobuses y trolebuses. Después de la guerra, el imperio en maquinaria Škoda fue nacionalizado y, posteriormente, dividido en partes. Los gigantes actuales, Škoda Transportation que aún radica en Pilsen, y Škoda Auto en Mladá Boleslav a unos 50 kilómetros al nordeste de Praga, se formaron precisamente por separación de la empresa de Škoda.

Historia con olor a gasolina

En abril de 1991 la empresa Škoda experimentó otra fusión importante – esta vez con el gigante alemán Volkswagen. Tres años después la empresa automotriz celebró el millonésimo automóvil fabricado. En las antiguas naves industriales en Mladá Boleslav donde se fabricaban automóviles hasta el año 1928, hoy día radica el museo Škoda Auto Muzeum. El museo expone la vida completa de la marca, la historia de la empresa automotriz, además aquí puedes observar de cerca coches históricos singulares. El museo abre todos los días el año entero y ofrece visitas guiadas en otros idiomas. Para participar en ellas hay que reservar entradas con tiempo. Aquí se organizan también visitas a la producción donde puedes observar la formación del coche en las diferentes fases del proceso de producción. Sólo los días hábiles se organizan visitas guiadas (de lunes a viernes).