Las tradiciones y costumbres populares de Adviento

Las tradiciones y costumbres populares de Adviento

El tiempo mágico prenavideño ofrece muchísimas costumbres interesantes. ¡Te invitamos a conocerlas!

Las tradiciones y costumbres populares de Adviento
Tanto los niños como mayores esperan con ansiedad las fiestas navideñas. Es un tiempo de largas noches oscuras cuando miles de luces brillan en la oscuridad, un período alegre lleno de esperanza y ambiente solemne. Las celebraciones del nacimiento de Jesucristo están entrelazadas con muchas tradiciones las cuales reflejan la influencia de costumbres cristianas y paganas. ¿Cuáles de las costumbres todavía se practican en la República Checa?

¡Ha llegado el Adviento!

El período de Adviento comienza exactamente 4 semanas antes de la Navidad, cuando la gente se está preparando para festejar y las decoraciones de las calles y las tiendas poco a poco ocupan su lugar también en las viviendas. El primer domingo de Adviento mucha gente comienza a decorar sus casas y preparar dulces, en las plazas empiezan los mercadillos navideños o de Adviento. Este año, el mercadillo de Adviento más grande en la República Checa tendrá lugar en Praga en la Plaza de Ciudad Vieja.

Las coronas de Adviento hacen brillar todas las casas

En el pasado, el Adviento era un período en que la gente dejaba de comer carne para esperar la Navidad. Hoy día pocas personas cumplen la cuaresma de verdad, no obstante algunas costumbres han durado siglos.  La tradición de Adviento más evidente en las casas de los checos es una corona de Adviento.  Es una corona habitualmente hecha con plantas  siempre verdes tales como coníferas o yedra, con cuatro velas. Las velas simbolizan las cuatro semanas de Adviento.  Cada domingo siempre se enciende otra vela.  Puedes hacer una bella corona de Adviento en tu casa o comprarla en los mercadillos navideños.

Florecimiento de las flores de Santa Bárbara

¿Flores frescas en diciembre? ¡Y por qué no! Recoger flores de Santa Bárbara tiene tradición en la República Checa y se basa en la tradición precristiana. El día de Santa Bárbara, o sea el 4 de diciembre, cortas un ramito del cerezo o guindo. Te lo llevas a casa donde hay calorcito, lo pones en un jarrón con agua y lo cuidas como si fuese una flor habitual. Si el ramito florece al 24 de diciembre, en la Nochebuena, el año siguiente se te cumplirán todos tus deseos. En tiempos remotos, los ramitos florecientes simbolizaban la victoria del Sol sobre el invierno porque florecían aproximadamente el día del solsticio invernal. Hoy día se trata simplemente de una tradición grata y olorosa.

Día de San Nicolás – la víspera de la Navidad

Otra tradición prenavideña es la fiesta de San Nicolás. La fiesta toca el 6 de diciembre pero se celebra la noche anterior. En tiempos remotos los días no empezaban a medianoche sino que con la puesta del sol. Por la noche, desde luego, San Nicolás, el ángel y el diablo van visitando a los niños de casa en casa.  Los niños buenos reciben regalitos de Nicolás, y los que se han portado mal son castigados por el diablo. Este diablito, sin embargo, sirve de escarmiento. Los niños siempre reciben de San Nicolás (habitualmente un familiar disfrazado) obsequios y dulces. En los últimos años se ha hecho costumbre que estos tres personajes supraterrestres visitan no solo a la gente en sus casas sino también vienen a los mercadillos de Adviento o los centros de las ciudades. La noche del 5 de diciembre,  al atardecer, podrás encontrarte allí con unos diablos que más bien parecen haber salido del mismo infierno y no de un cuento para niños. Esta tradición tiene sus raíces en el pasado, aún en la época precristiana cuando en invierno se abrían las puertas del inframundo.

Santa Lucía y sus disfraces

En tiempos remotos, en víspera del día de Santa Lucía, o sea el 13 de diciembre, mujeres vestidas de blanco llamadas Lucía iban visitando las casas. En cada región las Lucías eran diferentes. En algunos lugares llevaban vestido blanco con una máscara con pico que sonaba, en otras tenían harina en el rostro o vestían de negro. Su tarea consistía en revisar el orden en las casas. Hoy día, en algunas regiones, por ejemplo en Bohemia del Sur, es más bien una diversión de jovencitas de unos 10 años de edad que pueden ganarse algo, jugar y quizás hacerles una broma a sus padres.

Experimenta las tradiciones en carne propia

Para conocer mejor las costumbres populares del período de Adviento recomendamos visitar museos al aire libre. Puedes ir, por ejemplo, al museo al aire libre Veselý Kopec en Bohemia del Este. El 5 de diciembre organizan aquí la Feria prenavideña con tradiciones populares y artesanos. El museo al aire libre en Rožnov pod Radhoštěm en Moravia se puede visitar el 5 de diciembre, por ejemplo, ya que durante la tarde los visitantes y sus hijos podrán disfrutar del tradicional atardecer de Nicolás. ¡Podrás visitar el área y también llevarte unos obsequios de San Nicolás! Y una auténtica Feria Navideña se efectuará en Rožnov el fin de semana del 11 al 12 de diciembre. Todo el día habrá una gama de regalitos hechos en manufacturas populares a disposición, demostraciones de villancicos, visitas de Lucías y de diablos, y todas las exposiciones en la sección de la Aldea Valaca funcionarán en vivo. Te sentirás como si retrocedieras el tiempo unos 150 años.