El parque zoológico de Praga conmemora un bello aniversario - 90 años de su existencia

El parque zoológico de Praga conmemora un bello aniversario - 90 años de su existencia

¡Vamos a visitar uno de los mejores zoológicos del mundo!

HomeEl parque zoológico de Praga conmemora un bello aniversario - 90 años de su existencia
¡Este año, el zoológico de Praga conmemora los noventa años! Por primera vez abrió sus puertas el 28 de septiembre de 1931. Durante su larga historia ha mostrado a muchas generaciones de visitantes no solo diversos animales provenientes de todas las partes del mundo sino que también se ha integrado plenamente en programas de cría de diversos géneros de animales en peligro, los caballos de Przewalski, por ejemplo. ¡Anímate a visitar el parque zoológico de Praga! Seguramente no te decepcionará.

Historia del zoológico de Praga

Desde tiempos remotos, la gente se esforzaba por criar animales que normalmente no viven en la latitud geográfica donde se encuentra Praga. El Castillo de Praga  fue construido en el siglo X y desde su comienzo había allí una casa de fieras donde los reyes checos y posteriormente los gobernadores criaban, por ejemplo, leones, tigres, camellos, culebras o aves exóticas. Eran áreas privadas y la gente común no podía entrar. Los primeros intentos de establecer un parque zoológico público surgieron a fines del siglo XIX, sin embargo todo llegó con éxito a su final hasta unos 40 años después. El parque zoológico de Praga por primera vez abrió sus puertas al público hace 90 años, o sea el 28 de septiembre de 1931. Al principio el parque zoológico tenía leones, lobos, focas o elefantes y, con el tiempo, según iba aumentando su área, iba incrementando el número de animales. En la actualidad encontrarás aquí un total de 5 300 animales y casi 700 especies, en unas 60 hectáreas.

El parque zoológico más visitado en República Checa

El zoológico de Praga es, sin lugar a dudas, el parque zoológico más visitado en toda la República Checa. Cada aňo llega 1 millón y medio de visitantes y, por lo tanto, es uno de los sitios más visitados en la República Checa en general. Aquí los visitantes se sienten como si estarían viajando y en un día recorren prácticamente todos los continentes. Aquí encontrarás diversos pabellones y recintos. Uno de los pabellones más populares es la Jungla de Indonesia – un pabellón – biótopo con fauna y flora de Asia de sudeste – orangutanes o varanos de Komodo, y el Pabellón de gorilas con una familia de gorilas. Puedes observarla también mediante una cámara web y hacerte amigo de ellos a distancia. También te encantará el Valle de los elefantes, podrás hacer una parada en el pabellón de los hipopótamos o visitar el Gran pabellón de las salamandras donde podrás ver una rareza - las salamandras chinas gigantes. Otro pabellón interesante es el de los gaviales indios. Praga los adquirió como primera en Europa. O también una novedad - los diablos de Tasmania. Cuatro diablos viven en el pabellón denominado Darwinův kráter (Cráter de Darwin), en la exposición de la fauna australiana y de Tasmania, llegaron a Praga directamente de Tasmania. Los diablos nacieron en un criadero de Tasmania y fueron traídos a Europa para fomentar conocimientos sobre Australia, su fauna y los problemas que afectan a los animalitos. En el pabellón te sentirás como si visitaras Australia porque junto a los diablos de Tasmania aquí viven otros habitantes apreciados de Tasmania- diversos tipos de canguros, aves o equidnas.

Salvar animales – el propósito de los zoológicos

Los parques zoológicos modernos no solo divierten o educan a sus visitantes. Su objetivo principal consiste en salvar animales salvajes y, en su caso, en devolverlos a la naturaleza. Desde hace 90 años, el zoológico de Praga ha establecido su objetivo – contribuir a la salvación de los caballos Przewalski, caballos salvajes de las inmensas estepas mongolas. El zoológico de Praga tiene el rol clave en la salvación de estos animales en la naturaleza salvaje, incluso administra el libro semental internacional, además como el único zoológico en el mundo ha realizado, en cooperación con el ejército de la República Checa, varios transportes de los últimos caballos salvajes en el mundo nuevamente a las estepas mongolas.  También se dedica a salvar otras especies únicas, por ejemplo la tortuga galápago batagur, en peligro crítico, que se está reproduciendo. Desgraciadamente, se desconoce cualquier populación libre de estos reptiles y por lo tanto su salvación es posible por medio de crías artificiales.

¿A dónde más se puede ir?

¿No tienes ganas de pasarte el día entero en el zoológico? La visita al zoológico se puede combinar con una excursión al parque Stromovka o puedes caminar a lo largo del río Moldava, en su caso visitar el Palacio de Troja  o el Jardín botánico con uno de los viñedos más bellos en Praga que es el viñedo de Santa Clara,  y el invernadero tropical Fata Morgana. Una idea – al zoológico se puede ir también en barco desde el centro de Praga. Es rápido y cómodo y sobre todo los niños así disfrutarán de muchísimos momentos inolvidables.