Un paseo por las perlas arquitectónicas de Kilian Ignaz Dientzenhofer

Un paseo por las perlas arquitectónicas de Kilian Ignaz Dientzenhofer

Conoce las obras barrocas del famoso arquitecto checo-alemán

HomeNuevoUn paseo por las perlas arquitectónicas de Kilian Ignaz Dientzenhofer
Pasaron ya 330 años del nacimiento del arquitecto que modificó la imagen de muchas ciudades centroeuropeas. Este arquitecto vivía en la era de pleno barroco y dejó sus huellas también en la República Checa de hoy, donde se han conservado unas 200 de sus obras. Muchas de ellas se consideran perlas de la arquitectura barroca y se mencionan también en la literatura de la historia del arte. ¡Anímate a hacer una excursión al pasado!

¿Quién era este personaje en realidad?

Kilian Ignaz Dientzenhofer nació en Praga el 1ro de septiembre de 1689, como quinto hijo de Christoph Dientzenhofer. Estudió filosofía y matemática en el liceo Malostranské. Guiado por su padre, se hizo constructor y entonces partió al extranjero a adquirir experiencia. En aquel entonces, los hijos adolescentes de familias ricas solían pasar uno o dos años viajando y Kilian, gracias a su padre, pasó ocho años estudiando en varias partes de Europa. Durante su viaje conoció obras de maestros del barroco. Vivió en Viena, Venecia, Milano, Florencia, Roma y Nápoles. En el año 1715 volvió a Praga donde, en colaboración con su padre, elaboró una serie de proyectos. Varias de las obras del padre fueron finalizadas por él. Se casó dos veces, tuvo en total dieciocho hijos. En los últimos años de su vida trabajaba con su yerno Anselm Lurago, y él, después de la muerte de su suegro, finalizó sus obras. Falleció el 12 de diciembre de 1751 en Praga y está sepultado en el cementerio Malostranský. Aparte de obras eclesiásticas ricas en ornamentos, diseñaba también obras rurales. Lo interesante es que creadores populares rurales lograron trasladar al siglo XIX los elementos más importantes de sus obras y este estilo se denomina “barroco labriego”. Las obras más destacadas construidas en el estilo de barroco labriego se encuentran en el pueblo de Holašovice en Bohemia del Sur. Este pueblo está inscrito en la lista de la UNESCO. 

Iglesias barrocas. Obras icónicas praguenses

La obra quizás más popular de Kilian Ignaz Dientzenhofer es la iglesia de San Nicolás  en Malá Strana en Praga. Este fue el más grandioso de sus proyectos, se podría decir la obra de su vida. Comenzó a desarrollarlo en sus años de estudiante. En aquel tiempo la catedral era la obra principal de su padre. Posteriormente volvió, después de pasar años en viajes. Esta iglesia pertenece entre las obras de barroco más destacadas en Europa y, en general, se considera la obra más bella del barroco checo. Su cúpula majestuosa y torre delgada son partes inseparables del panorama del Castillo de Praga.  También se puede ascender al campanario y disfrutar de espectaculares vistas a los tejados rojos praguenses y al zigzagueante río Moldava. Cuando visites la iglesia, no olvides fijarte en su órgano. Lo tocaba Wolfgang Amadeus Mozart.

Kilian Ignaz dirigió la construcción de varias otras iglesias praguenses. Por ejemplo, la catedral de Santa Margarita en la zona del Monasterio de Břevnov, el monasterio más antiguo en las tierras checas, fundado en el año 993. La comunidad de frailes que reside aquí te recibirá los fines de semana cuando se efectúan visitas comentadas por el área del monasterio, incluyendo la catedral de Santa Margarita. Entre otras obras praguenses podemos mencionar, por ejemplo, Loreta en Hradčany, Invalidovna en Karlín, una parte de Klementinum o la iglesia de San Nicolás en Ciudad Vieja. El arquitecto construyó en Smíchov un chalet privado para su familia. En la actualidad lleva el nombre Portheimka y es sede del Museo del Vidrio.  

Broumovsko – región de iglesias barrocas

La orden benedictina encargó a Dientzenhofer la construcción de la catedral de Santa Margarita en Praga. Era un cliente generoso que preparó para Kilian Ignaz una serie de encargos monumentales durante varios años. Aparte del monasterio de Břevnov, también fue reconstruido el monasterio de Broumov completo en Bohemia del Este, más trabajo le esperaba al arquitecto en el monasterio cercano en Police nad Metují. Aparte de todo, alrededor de Broumov comenzaban construcciones y reconstrucciones de iglesias rurales —en Božanov, Heřmánkovice, Vižňov, Janovičky y otros pueblos alrededor—. Cada iglesia es diferente. En la obra de Kilian Ignaz no hubo repeticiones ni copias de modelos viejos y comprobados. El plano de cada iglesia es singular, diferente a las demás iglesias, por ejemplo en forma de estrella o cruz griega. ¡Su creatividad, sus obras de arte son prácticamente inagotables desde hace tres siglos!

¡Hay muchas cosas más!

Si te interesa este maestro del barroco, puedes visitar otras de sus obras. Comienza en Přeštice, una pequeña ciudad cerca de Pilsen en Bohemia del Oeste . Por su solución arquitectónica de la iglesia, su decoración artística interior e integración en el paisaje, esta iglesia es uno de los monumentos más destacados del barroco checo fuera de Praga. Muy cerca se encuentra el pueblo Plasy con el área del antiguo monasterio cisterciense. Varios arquitectos participaron en su construcción y Kilian Ignaz Dientzenhofer llevó a cabo el edificio del convento y dio el punto final al aspecto de la obra. El monasterio es interesante, entre otras cosas, también por el hecho de que la obra completa está construida sobre el cimiento de roble, el cual se ha conservado por siglos, gracias al nivel alto de agua subterránea. Finalmente nos quedamos en Bohemia del Oeste. K. I. Dientzenhofer diseñó también el convento del monasterio de Kladruby que es frecuentado por numerosos admiradores de la arquitectura de barroco tardío, incluyendo la singular basílica de Jan Santini Aichl. El arquitecto creó otra joya, el monasterio con iglesia para la Orden de Santa Ursula, en la ciudad  Kutná Hora en Bohemia Central. El área actualmente es sede del Liceo obispal. Al sudoeste de Praga, en Bohemia Central, encontrarás otra huella del arquitecto; aquí, en la ciudad Sázava, en uno de los monasterios más antiguos en la República Checa, nuevamente se encargó de la construcción del convento del monasterio benedictino en aquella época.

Sucesor leal

Nadie es eterno, por desgracia, y Kilian Ignaz Dientzenhofer falleció a los 62 años de edad. Siglos atrás, la construcción de estas grandiosas obras encargadas por la iglesia o la aristocracia tomaba muchos años, por lo tanto, pasaban décadas para finalizar. Kilian Ignaz comenzó a colaborar con su yerno Anselm Lurago, quién llevó a cabo estas obras después de la muerte de su suegro. Jamás pudo ver terminada la obra más importante cuya construcción fue iniciada por su padre: la iglesia de San Nicolás. Esta obra fue terminada por su yerno.