7 ejemplos de rutas para hacer en bicicleta este verano en la República Checa, en busca de diversión

7 ejemplos de rutas para hacer en bicicleta este verano en la República Checa, en busca de diversión

Solo tienes que coger la bicicleta y venir a la República Checa, ya sea para relajarte o embarcarte en toda una aventura.

República Checa y ciclismo son dos palabras que van unidas. Este hecho se constata en la cantidad de rutas ciclistas que van en continuo aumento. Las rutas a lo largo del transcurso de los ríos de Chequia y Moravia y las camionetas que atraviesan una naturaleza virgen en medio de un paisaje de montaña agreste crecen cada día más. Y cada vez más ciclistas disfrutan de sus paseos en bicicleta a través de los románticos viñedos de Moravia del sur. ¿Por qué no unirte a ellos? Para comenzar, hemos preparado siete emocionantes ideas.

1.Unas placenteras vacaciones en bici siguiendo la ruta del Elba

Si lo que quieres es disfrutar de unas vacaciones en bici en plena naturaleza, olvidarte de las preocupaciones y disfrutar de un largo y relajado trayecto repleto de parajes históricos y de un paisaje increíble, entonces pon rumbo a los ríos. Muchos ríos checos cuentan con excelentes rutas ciclistas gracias a las cuales descubrirás ciudades históricas, reliquias arquitectónicas y una increíble naturaleza.

Una de las más populares es la ruta de Labská stezka, que se inicia en  nacimiento del rio Labe, en Krkonoše, y pasa por ciudades medievales como Mělník o Brandýs nad Labem hasta las fascinantes formaciones rocosas del Suiza de Bohemia. Esta ruta es la preferida de familias con niños y ciclistas de larga distancia porque su perfil de elevación no es muy exigente. Te puedes incorporar a la ruta, antes de llegar a Mělník, desde Praga o si decides hacer la ruta en sentido contrario puedes dirigirte desde este punto a la capital. La ruta del Elba nos lleva desde la República Checa hasta Alemania donde se la conoce como Elberadweg (el camino en bicicleta por el Elba).

2.Pedaleando entre ciudades – Greenway Praga-Viena

Desde Praga puedes ir a la capital de Austria: Viena. Ambas ciudades están conectadas por un Greenway que los ciclistas usan pasando por Tábor y Jindřichův Hradec, más tarde por el parque nacional Podyjí y las inmediaciones del paisaje cultural de Lednice-Valtice (patrimonio universal de la UNESCO), considerado por los ecologistas como una de las zonas paisajísticas integradas más extensas del mundo. Además, se trata de un terreno ideal para los ciclistas.

También puedes acceder a Viena por medio de otra ruta ciclista, esta vez desde Brno. Al oeste podremos observar Pálava, un paisaje de cuento conocido en la República Checa y el extranjero por ser una excelente zona enológica. Pero de eso hablaremos más tarde.

3.A través del río Ohře

Ahora vamos a trasladarnos a otro río y ruta ciclista, esta vez a oeste de la República Checa. El trayecto tiene su origen en el nacimiento del río Ohře y se extiende a través de Cheb pasando por el famoso triángulo de balnearios hasta la reconocida región cervecera que pasa por Žatec. La ruta finaliza en Litoměřice lugar en el que el río Ohře  desemboca en el río Elba y desde donde es posible incorporarse a la ruta del Elba.

4.Pedaleando por un paisaje repleto de estanques

Unas tranquilas aqua-vacaciones en bici te esperan en Třebon. Esta región local llena de serenos estanques parece creada para esas relajadas excursiones en bicicleta (originariamente se creó en el siglo XIV, bajo el mandato de la poderosa familia Rožmberk para la cría de peces sin embargo en la actualidad el cómodo terreno supone toda una ventaja para los ciclistas).

5.Atravesando Moravia

Lo mismo sucede en Moravia, donde los ciclistas inician su travesía para seguir el canal de Baťa. Este se originó algo más tarde, en la primera mitad del siglo XIX, por motivos económicos. Actualmente, la zona del canal también sirve a ciclistas y patinadores, que la pueden recorrer durante casi 80 kilómetros.

6. Una experiencia llena de adrenalina llamada single-track

En caso de que te aburras solo con imaginar las monótonas y rectas rutas ciclistas y lo que necesitas para poder disfrutar de unas vacaciones ideales es adrenalina y emoción, puedes prepararte para tomar uno de los single-tracks (rutas individuales) en Rychlebské Hory. Estos son, ya por sí solos, únicos y durante mucho tiempo permanecieron vírgenes gracias a su escondida ubicación entre Polonia y las altas montañas de Jeseník. Hoy en día, las montañas de Rychlebské se encuentran en una de las zonas más deshabitadas de la República Checa. Creados hace algunos años, cerca de las ruinas del castillo de Kaltenštejn, en la región de Černá voda, esta red de modernos single-trucks, se extiende por un total de decenas de kilómetros. Esto hace que la región de las montañas de Rychlebské se esté llenando de vida a mucha velocidad.

Otras rutas de single-trucks atraviesan los empinados montes de las preciosas montañas de Jizera en norte de la República Checa. El punto más alto de esta región checa se llama Smrk y en el agreste terreno de sus laderas quien busque una sana dosis de adrenalina y una naturaleza salvaje la encontrará aquí.

Totalmente nuevo es el single-truck ubicado en el complejo deportivo de Dolní Morava el cual ha aumentado considerablemente sus opciones deportivas. El complejo es una excelente opción para hacer turismo de montaña aunque también llama la atención la reciente apertura de Sendero en las nubes, junto con el parque de diversiones infantil o el parque acuático.

En Mysločovice, en Bíla y en Kyčerce, Moravia, se pueden encontrar más rutas individuales, mientras que en sur de Bohemia podremos visitar las rutas Javorník y en Bohemia del este las rutas Trunov.

7.Excursiones en bici para gourmets

Una categoría especial la ocupan las excursiones en bici hasta las regiones de tradición vinícola de Moravia del sur. La región está repleta de rutas para ciclistas, la más importante va desde Znojmo hasta Uherské Hradiště. Con 1200 kilómetros en total, las rutas del vino en bicicleta te llevarán por pequeños pueblecitos con acogedoras bodegas y auténticos monumentos naturales e históricos. Podrás visitar la ciudad vinícola de Mikulov, Břeclav e incluso hasta paisaje cultural de Lednice-Valtice. Además, la región de Moravia del sur organiza numerosos festivales, y excursiones orientados a todo el público.

Las rutas vinícolas no solo buscan descubrir el paisaje de Moravia del sur sino, también, su vino y su gente, para los que el cultivo de la vid supone su mayor pasión. Experimentarás el ambiente que se respira al ir en bicicleta entre los viñedos, pero también después de la excursión, al relajarte en las acogedoras pensiones donde podrás degustar un vino de la mejor calidad.
n-bike-experiences

n-bike-experiences