Los monumentos de la UNESCO ofrecen un mosaico de experiencias

Los monumentos de la UNESCO ofrecen un mosaico de experiencias

Disfrute del barroco checo, la música judía y las festividades municipales en Český Krumlov, Třebíč y Telč.

El mejor momento para visitar los monumentos de la UNESCO es cuando se celebran eventos interesantes. Disfrute de tres monumentos de la UNESCO y de tres animadas fiestas: el festival de la cultura judía “Šamajim” en Třebíč, las fiestas históricas en Telč y el teatro barroco en Český Krumlov.

Třebíč: El barrio judío lleno de vida


El Barrio Judío de Třebíč, inscrito junto con el cementerio judío y la basílica románico-gótica de San Procopio en la Lista del Patrimonio Cultural y Natural de la UNESCO, es un precioso lugar lleno de rincones románticos. Igual que en los tiempos pretéritos,  todos los veranos,  a caballo entre julio y agosto, se celebra el  Šamajim, festival de la cultura judía.  La sinagoga Trasera es el lugar privilegiado en el que se ofrecen conciertos, conferencias y representaciones de baile. En el programa no faltan los atractivos sabores y perfumes de la cocina judía y los vinos kosher. Puede echar un vistazo en un tradicional hogar judío y en una tienda de la época, visitando la original exposición en la casa de Seligmann Bauer, eventualmente puede saborear una de las especialidades judías. El Hotel Joseph 1699 ofrece alojamiento en el mismo centro de los eventos.

Telč y las festividades históricas


Las Festividades de Zacarías de Hradec y Catalina de Wallenstein se celebran a mediados del mes de agosto en una de las plazas  más bellas de Chequia, en el mismo corazón de  Telč.  Precisamente a estas dos memorables personalidades se debe el mérito de haber impreso a la ciudad su atractivo aspecto renacentista. También a ellos se debe que la ciudad con palacio  esté inscrita en la Lista de los monumentos de la UNESCO. Durante los dos días de festividades organizadas en la plaza náměstí Zachariáše z Hradce  y en sus proximidades, disfrutará mirando el desfile histórico, los esgrimidores y los juglares, las funciones teatrales al aire libre, la música histórica, los torneos de caballeros, las muestras de artesanías tradicionales y el campamento militar. No se pierda la vista desde la torre de la iglesia del Espíritu Santo, desde la que admirará el pintoresco panorama de Telč y sus alrededores.

Český Krumlov: teatro y barroco


También Český Krumlov hace pensar en un cuento de hadas igual que las ciudades de Třebíč y Telč inscritas en la lista de los monumentos de la UNESCO. Usted puede explorar el magnífico castillo y palacio, el museo del castillo, pasear por la calle Latrán, catar la cerveza de la cervería local, darse el lujo de hacer un romántico paseo en barco por el río Moldava y finalmente alojarse en el hotel Růže.  Los pintorescos rincones,  el laberinto de callejuelas, la plaza mayor, así como el magnífico jardín palaciego parecen ser bastidores de un cuento de hadas: además la ciudad de Český Krumlov es una gran amiga del teatro. Aquí encontrará dos escenarios, el moderno con auditorio giratorio al aire libre en el jardín palaciego y el antiguo y exquisito teatro barroco en el mismo palacio. Aquí precisamente se desarrolla una parte del Festival de arte barroco, que se celebra todos los años en el mes de septiembre. ¿Y qué le espera? Música,  bailes  e instrumentos musicales de la época barroca, cantatas de cámara y dúos y sobre todo, la puesta en escena de una ópera barroca en interpretación de la época, en el escenario del más antiguo teatro barroco a escala mundial.