República Checa y su riqueza acuática

República Checa y su riqueza acuática

El 22 de marzo celebramos el Día mundial del Agua y por esta razón hemos preparado el artículo sobre la importancia del agua en la República Checa.

El agua es fundamental para la vida también en la República Checa. Fue el motivo de una famosa composición musical, se hacen películas con ella y es importante hasta para disfrutar de las vacaciones de verano y ocio de muchos checos. Los checos no se pueden quejar de que la República Checa no tenga el acceso al mar. Les es suficiente con los ríos como el Moldava, el Elba, con la región de Třeboň y muchos monumentos «acuáticos» más. En la ocasión del Día Mundial del Agua, que recuerda que no todo el mundo tiene suficiente agua, leerás sobre la riqueza acuática de la República Checa y sobre cómo los checos están orgullosos de ella.

Ocio en el agua

El raffting es una de las diversiones típicas veraniegas de los jóvenes checos  pero también de las familias con niños. Alquilan para unos días  barcos, rafts y  tiendas de campañas y empiezan la aventura sobre uno de ríos del país. Se suele descender en el barco el  Sázava, el Ohře, el Otava, el Berounka y también el  Moldava . El toque romántico a estos paseos les dan las noches en camping o al aire libre, pero también el decorado histórico de muchos castillos y palacios que se pueden ver desde el río.
Al elegir el río Sázava  no te vas a perder uno de los castillos más antiguos y más hermosos  en la República Checa - el castillo Šternberk Checo . Está situado en la roca encima del río Sázava y desde la altura supervisa los barqueros. Si navegas por el Ohře, verás el orgulloso castillo de Loket. Es uno de los castillos checos más importantes, un lugar unido al gobernador popular Carlos IV que fue  aprisionado como niño junto con su madre allí. Una apuesta con garantía es el descenso del Moldava. Por el camino te encontrarás con uno de los monumentos de laUNESCO, la ciudad de  Český Krumlov.
La pesca es otra actividad muy popular de ocio unida al agua. El silencio, la tranquilidad, la neblina de mañana y  la caña preparada son los atributos básicos del tiempo bien pasado de muchos checos. Uno de ellos es el mundialmente conocido pescador Jakub Wágner, que posee algunos records mundiales en la pesca de peces de agua dulce. Wágner se ha hecho famoso gracias a su programa Fish Warriar  emitido por el National Geographic Channel. Este año le podrás ver en Nové Mlýny cerca de Pálava en el  popular Campeonato mundial de pesca de carpas.

La región de Třeboň, con su historia de piscicultura de cien años, está unida a la dinastía de los Rožmberk.  Ellos fundaron  primeros estanques en esta zona ya en el siglo XIV. El estanque más grande de la República Checa, Rožmberk, supera a su vez con las dimensiones de su presa otros estanques grandes en Europa. La región de Třeboň es una zona protegida, que por su apacible carácter atrae cada vez más turistas.

Agua como inspiración

El río más largo en la República Checa es  el Moldava. Fue la inspiración del mundialmente conocido compositor Bedřich Smetana, que le dedicó al Moldava la segunda parte de su ciclo de poemas sinfónicos Mi patria. Escuchando el poema escucharás toda la  historia del Moldava, empezando  en su manantial en Šumava pasando  por los pueblos pequeños de la Bohemia del Sur y llegando hasta Praga donde se encuentra con el majestuoso motivo de Vyšehrad.

Los cineastas aprovechan a menudo otra joya acuática única. Se trata de la depuradora de aguas residuales en Bubeneč en Praga. Reconocemos, que no es tan habitual incluir entre los monumentos importantes las depuradoras de aguas residuales, pero la de Bubeneč es de verdad única. Es un testigo importante de la historia de arquitectura, técnica y hidrotécnica de principios del siglo XX. La depuradora tuvo su papel en muchas películas, podemos mencionar su papel en la película americana de acción Mission Imposible y el mismoTom Cruise mostró un gran interés por este lugar.

Específicos acuáticos de la República Checa

En Krkonoše en el norte de Chequia  emana uno de los ríos más grandes de Europa, el Elba. Fluye por toda Alemania y se dirige al Mar del Norte pasando por Špindlerův Mlýn, Pardubice, por la ciudad histórica de  Mělník y casi en la frontera  con Alemania bordea la zona natural protegida la Suiza Checa.

Un admirable monumento técnico es  la planta eléctrica Dlouhé stráně en las montañas  Jeseníky. Su función es igualar la inestabilidad entre el consumo actual de la energía eléctrica y su producción. Varias veces al días  puede pasar del régimen de bomba a régimen de turbina y al revés. Y porque está construida en la zona protegida de Jeseníky, todo su funcionamiento está localizado debajo de la tierra. La planta eléctrica Dlouhé straně se posiciona en las escalas de los monumentos más populares en la República Checa – junto con el castillo Karlštejn o palacio Hluboká  y tiene su lugar elegida entre las siete maravillas de Chequia.

Hablando sobre el agua, no podemos obviar el triángulo balneario al oeste del país. Los manantiales calientes son únicos en todo el mundo. También gracias a ellos los balnearios tienen una larga tradición que fundó  Carlos IV en la época de su gobierno ya hace más de 600 años.

En Chomutov,  Bohemia del Norte, encontramos una lago único. Se trata de único  lago de alumbre en el mundo. En toda la tierra fueron dos lagos de este tipo pero el de Canadá se secó hace años.