Alrededor del mundo por la República Checa

Alrededor del mundo por la República Checa

¡Anímate a salir a lugares interesantes que te pueden recordar destinos turísticos mundiales!

HomeNuevoAlrededor del mundo por la República Checa
¿Sabes que cuando termine la crisis por coronavirus y podamos viajar nuevamente, tendrás la posibilidad de dar una vuelta por el mundo visitando “solamente” la República Checa? Podrás ver una réplica de la Torre de Eiffel, dar un paseo por el canal de Venecia, ir al parque natural de Yellowstone, visitar Versalles, las Amazonas o la Toscana. ¿No lo crees?

Mirador de Petřín – la Torre de Eiffel checa

El Mirador de Petřín se yergue en lo alto sobre el casco histórico de Praga, en la colina de Petřín. Toda esta loma está cubierta de bosques y jardines frutales por lo que los praguenses aman tanto este rincón para pasear o hacer picnic. A finales del siglo XIX, los constructores del mirador se inspiraron en la famosa Torre de Eiffel en la Exposición Mundial en París.  Optaron por crear en Praga una obra similar a la parisina. La terminaron en tan solo tres meses. La torre ofrece vistas espléndidas a todo el centro de Praga.

Canal Čertovka – la Venecia de Praga

El río más largo en Bohemia, el Moldava, atraviesa el centro de Praga. Antiguamente, la gente lo utilizaba para accionar molinos. Uno de estos lugares se ha conservado hasta la actualidad, se llama el canal Čertovka. En el canal pueden observarse dos ruedas de molino funcionando. El agua va pasando muy cerca de las casas y estas imágenes evocan a las de la Venecia italiana. ¡Compruébalo!

La Suiza de Bohemia

Uno de los parques nacionales más pequeños en la República Checa se encuentra en Bohemia del Norte justo en la frontera con Alemania. Lo característico de este paisaje son sus crestas rupestres, cañones, torres de arenisca y montañas de cima plana que tienen mucho en común con las laderas montañosas de los Alpes centrales. Está claro que no te van a rodear las cimas de tres mil metros; la más alta mide unos 600 metros. Pero eso no impide disfrutar igual del paisaje. El Parque Nacional de la Suiza de Bohemia no es solamente un área extensa de bosques inhabitados y rocas. La naturaleza aquí está en perfecta armonía con las casitas tradicionales que acentúan las vistas casi de cuento.

Reserva natural de Soos – el Yellowstone checo

Muy cerca de la ciudad balneario Františkovy Lázně, en Bohemia del Oeste, hay un paisaje con el aspecto lunar y las huellas de erosión, cubierto por una capa de sales minerales cristalizadas, la reserva Soos. Es un enorme pantano con numerosas fuentes minerales que lleva el apodo el Yellowstone checo. La senda instructiva lleva por el fondo de una laguna que en tiempos remotos estaba llena de agua mineral y se secó. Por el camino puedes ver pequeños volcanes de pantano que sueltan dióxido de carbono puro.

Lipno – el mar de Bohemia del Sur

El embalse de Lipno se encuentra en la región Šumava en Bohemia del Sur, en el curso superior del río Moldava. Es el área de agua más grande en la República Checa por lo que se le llama el mar checo. El embalse tiene unos 44 km de largo y 10 km de ancho en su parte más ancha. Lipno es un lugar de recreo muy popular, tanto en verano como en invierno. En verano ofrece numerosas playas artificiales de arena y naturales de hierba, lugares para practicar deportes acuáticos o para realizar ciclismo y senderismo en su alrededor. El esquí de fondo es el más popular entre los deportes invernales. Si el invierno es bien frío, también cabe la posibilidad de patinar sobre la presa congelada.

Palacio Nové Hrady – el Versalles checo

El Palacio Nové Hrady se encuentra cerca de la ciudad de Litomyšl en Bohemia del Este. Es la dominante de esta región con su puerta de entrada y jardín francés, edificios administrativos, granero, glorieta en el estilo de clasicismo y más de 10 tipos de jardines. El palacio es uno de los pocos monumentos construidos en el estilo de rococó en el siglo XVIII en el territorio de la República Checa. Por su forma recuerda las residencias veraniegas francesas lo que se le señala el Versalles checo.

La región de Moravia Toscana

La Moravia Toscana, así denominan los fotógrafos el paisaje que se extiende en Moravia del Sur, alrededor del pueblo Kyjov. Largas franjas de tierras agrícolas se extienden hacia el horizonte como si no tuviesen fin. El pintoresco relieve del paisaje con algunos árboles solitarios, capillas blancas o petos de ánimas convierte esta zona en una de las localidades más atractivas en la República Checa. La mejor temporada para fotografiar la Moravia Toscana es la primavera cuando los campos se llenan de colores. Sobre todo desde el final de abril hasta la mitad de mayo, la colza amarilla hace el paisaje brillar. Cuando las tierras ya están aradas, resaltan las colinas con diferentes colores otoñales que le dan el aspecto pacífico y relajante.

La Amazonia Morava en el Parque Nacional del río Dyje

En la parte de Moravia que está más al sur, en medio de profundos bosques de pradera, se unen los ríos Morava y Dyje. La confluencia de estos ríos es el trifinio de República Checa, Austria y Eslovaquia. La región lleva el apodo la Amazonia Morava y destaca por su naturaleza maravillosa aún virgen, prácticamente libre de intervención humana. En el territorio del extenso bosque de pradera predominan vegetaciones de roble y fresno, algunos de estos árboles tienen más de 450 años. La región se caracteriza por sus numerosos meandros de río y lagunas que se llenan de agua con regularidad. Aquí habita un montón de animales protegidos como por ejemplo la cigüeña negra, el capricornio mayor o el castor. Y sobre el parque vuelan milanos negros, águilas o abejeros. Es una región de acceso difícil, No obstante, existe una senda ciclística que permite observar la Amazonia Morava por el borde.