Los mejores lugares, en Praga y la República Checa, donde hacer un picnic

Los mejores lugares, en Praga y la República Checa, donde hacer un picnic

Disfruta de un romántico picnic en los jardines de un castillo o en los parques de la República Checa.

Desayunar en la hierba o comer allí después de dar un paseo por la ciudad se puede comparar con una exclusiva experiencia gastronómica en los mejores restaurantes. Al aire libre, donde también pueden disfrutar los niños, la comida sabe mejor. Te hemos preparado varios ejemplos de lugares para que disfrutes de un picnic por todo lo alto. En algunos castillos tienen preparado un menú de picnic en el que, junto con una cesta llena de sabrosa comida, recibirás una manta y cojines. Todo incluido para que te sientas como un auténtico miembro de la nobleza.

Praga, parques, picnics

La capital de la República Checa y sus parques son un tema aparte. Si nos centramos en los picnics, tenemos que mencionar el parque Stromovka. Se trata de un parque fundado, casi con toda certeza, ya a mediados del siglo XIII y durante mucho tiempo después se le estuvo llamando “Coto Real”. A día de hoy, se extiende desde el popular barrio de Holešovice hasta el río Moldava (Vltava), tras el cual está el Zoo de Praga. En el restaurante Salabka, cerca del jardín, te prepararán la cesta de picnic. Pero volvamos a Stromovka. Está dominado por el Místodržitelský letohrádek (palacio de verano del gobernador) que se encuentra escondido entre árboles centenarios por lo que resulta muy complicado encontrarlo. Pero si tienes suerte, merece la pena hacer un picnic precisamente allí. Se comenta que, muy pronto por la mañana o por la tarde, cuando la ciudad de Praga duerme, en Stromovka se escucha cómo los animales del zoo se despiertan o se recogen para dormir. Además hay multitud de opciones en Stromovka para hacer un picnic, ya sea en el inmenso prado o a la orilla del arroyo. Cerca del parque se encuentra el restaurante P7, donde te podrán preparar la cesta para el picnic.

También te puedes llevar especialidades culinarias del lujoso Pachtův palác en el barrio de la Ciudad Vieja (Staré Město) y llevarlas, por ejemplo al Kampa, una islita ubicada debajo del Puente de Carlos, donde te sentirás como en un pequeño pueblecito. Aparte, también podrás pedir cestas de picnic en el restaurante del Hotel Kampa – Stará zbrojnice, donde incluirán en él también una botella de vino espumoso.

Otro popular sitio para hacer picnic es el tranquilo parque Sacré Coeur. Se halla en lo alto de uno de los sitios más concurridos de Praga de forma que lo podrás admirar alejado de las prisas y preocupaciones. Y además disfrutarás de las vistas de la metrópoli desde un sitio que los turistas todavía no han descubierto. Se puede llegar al parque Sacré Coeur mediante de un agradable paseo desde el Castillo de Praga a través de los jardines de Petřín, donde un picnic tampoco está de más. Atrae a todos los enamorados que eligen Petřín desde hace años.

En caso de que quieras disfrutar de un picnic alejado del centro de Praga, puedes visitar, por ejemplo el Parque de Průhonice, el cual, junto con el centro de la ciudad, pertenece a la lista de la UNESCO. Merece la pena visitar y hacer un largo paseo para culminar con un ágape en la hierba en el Parque Hvězda, no muy lejos del Monasterio de Břevnov. También encontrarás zonas de picnic en la Reserva natural de Divoká Šárka, donde te sentirás como en un entorno plagado de montañas llenas de bosques en vez de en una metrópoli.
 

Un picnic fuera de Praga

La capital no posee el monopolio del mejor escenario para hacer un picnic. Compite con varios sitios más de la República Checa. Algunos de ellos se encuentran, más o menos, a una hora en coche de Praga y la mayor parte de las veces es en un precioso palacio donde merecerá la pena hacer un picnic en sus jardines. Un ejemplo puede ser el palacio de Liblice, ubicado cerca de Praga o de la histórica ciudad de Mělník. El palacio barroco y su misterioso restaurante preparan, bajo encargo, diferentes tipos de menús de picnic o alquilan material para jugar a la petanca, criquet o bádminton. Puede pasar que en Liblice te olvides del tiempo. Pero no supondrá un problema ya que el palacio es, a la vez, un lujoso hotel.

Algo parecido sucede con el palacio de Loučeň. Este también incita a llenar la cesta de picnic con sabrosa comida para disfrutar de un aristocrático ambiente. Además, allí podrás disfrutar del exclusivo labiryntárium, constituido por más de diez laberintos.

El palacio de Nelahozeves también tuvo en cuenta a los amantes de los picnics ya que allí puedes escoger entre varios tipos de cesta: vinícola, familiar, romántica o vegetariana. Un gran atractivo turístico para checos y extranjeros también es la casa familiar de Antonín Dvořák, uno de los compositores más célebres, y se encuentra no muy lejos del palacio.

También puedes disfrutar de un romántico picnic en el palacio barroco (y todavía habitado) de Jemniště, que fue construido para servir de una elegante residencia de verano. El propietario vive en el ala oeste y el resto del palacio permanece abierto al público. Jemniště se halla cerca del trayecto principal entre Praga y Tábor y cerca de la frontera de Moravia con Bohemia.
 

Picnic en Bohemia y Moravia; de este hasta oeste

Si planeas un viaje en busca de la belleza del este de la República Checa y te vas a mover en la región de las místicas montañas de Beskydy, seguro que disfrutarás de un picnic en Velké Karlovice. Puedes encargar una cesta de picnic en el hotel Lanterna, y aparte de todo tipo de suculenta comida, también recibirás una manta y un mapa. Y después ya no habrá ningún impedimento para que puedas descubrir la belleza de la pintoresca naturaleza de Beskydy y la antigua cultura de Valaquia.

La zona este de la República Checa, Moravia, no se queda atrás a la hora de ofrecer numerosos lugares ideales para hacer un picnic. Al revés. Un ejemplo de los sitios más populares es el Prado de picnic de Krahulík (Krahulíkova pikniková louka) en Telč. Allí podrás disfrutar de un completo relax y de una experiencia gastronómica. Krahulík es uno de los productores de ahumados más antiguos de la República Checa y en su prado sirven, en periodo de temporada, los mejores productos. Además, la zona de picnic se encuentra directamente en el corazón de Telč, una ciudad que, gracias a su centro histórico y su bello palacio, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En Bohemia del Oeste  podrás disfrutar de un picnic, por ejemplo, en la ciudad real de Kadaň, donde el restaurante del hotel Split ofrece la opción de preparar una cesta de picnic a gusto de sus huéspedes. En una excursión por Kadaň podrás admirar la antigua fortaleza  más larga de Bohemia, el lugar de peregrinación más antiguo de la República Checa y la callejuela más estrecha, que además posee el récord de Chequia.
n-best-picnic-spots

n-best-picnic-spots