Nacimiento de la cerveza
La humanidad fabrica cerveza desde antaño. En tiempos remotos, la cerveza era una bebida preparada con cereales fermentados y la gente la bebía sustituyendo así la comida. ¡Pasaron siglos y gracias al desarrollo de los procesos de producción hemos obtenido una bebida que tiene decenas de variantes y miles de sabores! Vamos a mostrarte la riqueza de la cultura cervecera que ha echado raíces profundas en la República Checa.

Cerveza y Chequia – dos aliados

¿Sabías que la producción de cerveza tiene una larga tradición en la República Checa? La cervecería más antigua, según documenta la historia, es la cervecería aliada al Monasterio de Břevnov en Praga que fue fundada en el año 993. Incluso el término „cerveza checa“ lleva la denominación geográfica de origen dentro de la Unión Europea. Y las ciudades checas Pilsen y České Budějovice dieron nombres a las marcas mundiales de las cervezas lager rubias - la Pilsner y la Budweiser. ¡Obviamente, la cerveza y la cultura cervecera están unidas con la República Checa!

Cerveza para curar

¡También en algunos balnearios te encontrarás con la cerveza! Una rareza para los amantes de la buena cerveza y descanso son los baños de cerveza donde se aprovechan los efectos favorables del agua caliente con cerveza y hierbas. La cerveza es rica en vitaminas y antioxidantes. Elijas las cataplasmas de barro o de bagazo de cebada (o sea cereales molidos fermentados) relajarán tu cuerpo! 

¿Qué tal visitar alguna fábrica de cerveza? 

La cerveza checa se bebe en el mundo entero y los amantes a esta bebida dorada tienen numerosas opciones para no solo degustar esta delicia favorita sino también aprender cómo se produce la cerveza. La ciudad de la cerveza es sobre todo Pilsen. Podrás conocer el secreto y la historia del singular proceso de cocción de cerveza Pilsner Urquell si visitas la fábrica de cerveza Pilsner Urquell y el Museo de Cervecería. Naturalmente, hay muchas más fábricas de cerveza que tienen restaurantes propios y ofrecen excursiones a sus áreas de producción. El Centro de Visitantes de Budějovický Budvar en České Budějovice, por ejemplo, o la cervecería Regent en Třeboň o la cervecería Krumlov en Český Krumlov ofrecen numerosas experiencias a disfrutar.

Cervecerías de todo tamaño y cerveza de todos los sabores

En la República Checa se bebe sobre todo de tipo pils que es el lager checo. No obstante, cervecerías grandes y pequeñas, que son unas 500, en los últimos años están experimentando con nuevas recetas y ajustándose a las tendencias mundiales. Incluso definen estas tendencias, en ocasiones. Por lo tanto, puedes probar las cervezas de tipo statut, ale , APA, IPA… o cervezas especiales, tales como, por ejemplo,  especiales primaverales o de Adviento, con hierbas o miel y especies.

De excursión tras la cerveza

¡Anímate a salir de excursión y conocer nuevos sabores! Las Sendas de la Cerveza están preparadas para guiarte por la naturaleza. En tu caminata podrás probar los mejores productos que ofrece la determinada región. La Senda de la Cerveza Tišnovská en Moravia te llevará a las degustaciones que organizan las minicervecerías de aquella localidad. La Senda de la Cerveza Krkonošská tiene unos 35 km y te mostrará  hasta la cervecería checa situada en la mayor altitud. ¿Beber cerveza disfrutando de vistas magníficas? ¡Claro que sí! No obstante, la Senda de la Cerveza de Pilsen te presentará la región donde nació esta bebida dorada. Pilsen y la cerveza de Pilsen es un término conocido en el mundo entero. Una vez estés viajando, no olvides las 6 sendas de la cerveza en Bohemia de Sur. Pasan por las mejores cervecerías de la región. En Bohemia de Norte está disponible la Senda de la Cerveza de las montañas Lužické la cual interconecta las cervecerías artesanales locales.

Cultura cervecera checa

Cuando los checos dicen que “van por una”, quieren decir que ha llegado la hora de ir a tomarse (una) cervecita en su taberna favorita o restaurante. En la República Checa también encontrarás establecimientos que se especializan en despachar la mejor cerveza - las tabernas. ¡Hay establecimientos que funcionan con éxito durante varios siglos! Una prueba de ello es, por ejemplo, la taberna praguense U dvou koček. ¡No ha cambiado de lugar desde el año 1678! O la taberna U zlatého tygra, que también se encuentra en Praga. En el año 1994, el entonces presidente checo, Václav Havel, invitó a tomar cerveza en este establecimiento al presidente de EE.UU., Bill Clinton. 

How About a Visit to a Brewery?

Czech beer is drunk all around the world and those who love this golden beverage have many options to taste their favourite delicacy, as well as to learn how beer is actually made. Plzeň is the city of beer and you can learn about the secrets and  history of the unique brewing method for making Pilsner Urquell at a tour of the Plzeňský Prazdroj Brewery and the Brewery Museum. Naturally, there are many breweries that have their own restaurants and offer tours of their production spaces; such as the Visitor Centre of Budějovický Budvar in České Budějovice, the Regent Brewery in Třeboň, or the Krumlov Brewery in Český Krumlov.

When Beer Heals

You can even find beer in spas and wellness hotels. The beer spa that use the beneficial effects of warm water with added beer and herbs is a rarity for beer and relaxation lovers. Beer is rich in vitamins and antioxidants. So, not only peat wraps, but also brewer’s grains wraps help relieve our bodies!

Breweries of All Sizes with Beer of All Flavours

The most drank beer in the Czech Republic is the pils style, or the Czech lager. However, there are large and small breweries, about 500, that have been trying new recipes and keep up with the global trends. And sometimes they are the trendsetter. Thanks to them, you can try beer such as statut, ale, APA, IPA… or special beer, such as spring or Advent specials with herbs, honey or spices.

Beer Trips

Set off on a trip to explore new flavours! Take one of the beer trails that will guide you through the countryside and let you taste the best the region has to offer. The Tišnov Beer Trail in Moravia will take you along the local microbreweries. The Krkonoše Beer Trail is about 35 kilometres long and it also includes the highest located Czech brewery. A beer with a view? Why not! The Plzeň Beer Trail introduces the region where the golden beverage was born. Plzeň and its beer are known all over the world. And when travelling, do not miss the six beer trails in South Bohemia. They lead through the best breweries in the region. And in North Bohemia, you can enjoy the Lusatian Mountains Beer Trail that connects the local craft breweries.

Czech Beer Culture

When Czechs say they are going to “get one”, it means it’s time to have a beer in their favourite pub or restaurant. You can even find businesses  in the Czech Republic called pivnice that only specialise in pouring the best beer. And such businesses usually have been around for centuries! Such as the Prague pivnice U dvou koček, which has been standing in the same spot since 1678! Or U zlatého tygra, also in Prague, where President Václav Havel took US President Bill Clinton for a beer in 1994.