Aventuras de verano en Praga

Aventuras de verano en Praga

El verano es la temporada ideal para viajar y toda persona que visite Praga, no solo podrá disfrutar de sus atracciones turísticas, sino también refrescarse en el agua o dedicarse a las actividades características de esta estación del año.

Los pronósticos del tiempo prometen un verano caluroso, por suerte en Praga hay numerosos lugares donde uno se puede esconder del sol. ¿Te gustan los deportes acuáticos, paseos, viajes románticos por el río o eres aficionado a festivales? Entonces Praga es el destino más propicio para tus vacaciones. ¿Acaso hay algo mejor que disfrutar del verano en el corazón de Europa, en Praga, la ciudad de las cien torres?

Praga y el agua

Praga es una metrópoli, no obstante, dispone de varias albercas de nadar que son muy agradables para pasar los calurosos días de verano. La piscina ecológica en Radotín se extiende en el extremo sudoeste de Praga, es una represa artificial, no obstante, su aspecto es natural y además aquí se aplica el método de depuración biológica, sin emplear productos químicos, solo utilizando plantas y ecosistemas en lagunas filtrantes. Aquí se pueden bañar familias con niños pequeños, así como personas que padecen de alergias. Otra alberca de nadar muy popular es Džbán, que se encuentra en el recinto de Praga 6, junto a la reserva natural Divoká Šárka. Aquí puedes pasar el día montando un bote y practicando diversos deportes: volibol de playa, fútbol o frisbee. La piscina en Podolí está cerca del centro, es una piscina clásica praguense y por eso llena de gente, aunque aquí hay dos piscinas al aire libre. Cerca de aquí, junto al río Vltava, se encuentra el establecimiento Žluté lázně; un lugar de descanso para personas de todas las edades.  Aquí la gente se puede bañar, jugar en canchas de volibol de playa, fútbol–tenis, ocho canchas de pétanque, tenis de mesa, botes, bicicletas acuáticas, barcos de dragón y ajedrez gigantes. Aquí puedes alquilar un bote o bicicleta acuática y dar un paseo por el Moldava. ¿No te atreves a montar una bicicleta acuática? Entonces, puedes montar lanchas colectivas de temporada que interconectan las dos riberas del río Moldava. Lo único que vas a necesitar es un tiquete de transporte público. Así podrás disfrutar navegando por el río Moldava, a través de toda Praga. Al llegar al Dvořákovo nábřeží, puedes visitar el barco Pivovar (Cervecería). Este barco, como dice su nombre, está cargado de cerveza. Aquí puedes degustar no solo cervezas especiales sino también la famosa cerveza checa y platos exquisitos de la cocina antigua checa.

Paseando por Praga

No es muy confortable andar visitando monumentos históricos praguenses bajo el sol ardiente. Un paseo por las islas praguenses te vendrá muy bien. Lleva a tus niños a Dětský ostrov (Isla de niños). En esta islita se extiende un conjunto de canchas de juego para niños. Slovanský ostrov  (la isla eslava) se encuentra cerca del Teatro Nacional y atrae con su legendaria galería Mánes y también podrás ver aquí la torre de agua. La isla Střelecký ostrov y Kampa son lugares muy propicios para dar paseos románticos.  Si buscas un oasis tranquilo y relajante, visita Královská obora (el coto real) —el popular parque Stromovka que se encuentra al lado del Centro de exposiciones de Holešovice (Výstaviště)—. Es el parque urbano más grande en Praga, dispone de numerosos caminitos, aquí hay cinco presas y una senda instructiva.  El parque Riegrovy sady en el barrio praguense Vinohrady destaca por numerosas canchas de juego para niños y áreas herbosas que son especiales para hacer picnics.

Praga – diversión infinita

El verano en Praga ofrece muchas cosas interesantes. Kasárna Karlín es uno de los lugares lleno de vida en el verano. Este antiguo cuartel militar se encuentra en el barrio Karlín y apenas está en proceso de preparación para ser reconstruido en un futuro; mientras tanto se utiliza como lugar de cultura alternativa. En el patio cerrado hay música, exposiciones y proyecciones de películas. Los niños pueden jugar en un arenero inmenso, los mayores apreciarán diversos bares o el café de aquí. Durante todo el verano, prácticamente cada noche, podrás disfrutar aquí del programa que siempre es preparado con anticipación. Recomendamos cordialmente a todo amante de la cultura libre.

Střecha Lucerny (Tejado de Lucerna) es otro de los atractivos praguenses que ha ganado mucha popularidad en los últimos años. Es el tejado del palacio Lucerna, el cual se encuentra en medio de la Plaza de Wenceslao. Este año estalló la pandemia de COVID-19, afectando prácticamente todos los planes previstos, no obstante, todo, incluyendo este lugar, poco a poco va volviendo a la vida. El programa para el verano no está definido con exactitud, sin embargo, aquí hay eventos casi siempre. Conciertos, yoga con la puesta del sol o emparrilladas nocturnas entre vecinos. El tejado de Lucerna —un lugar entre el cielo y la tierra, como lo especifica su acertado eslogan—. Este espacio singular está abierto todos los sábados, domingos y lunes, de 14.00 a 22.00.

Otra idea más para pasar una noche en Praga de un modo poco tradicional. El Embarcadero de Praga (Pražská Náplavka): el nombre verdadero de este lugar es Rašínovo nábřeží (Malecón de Rašín). Se extiende a lo largo de la ribera del río Moldava, desde Mánes hasta Vyšehrad. Esta área ofrece numerosos eventos en verano, mercados campesinos organizados con regularidad todos los sábados, eventos deportivos, culturales o gastronómicos. Hace poco abrieron unas celdas reconstruidas e integradas en el muro del embarcadero donde encontrarás tiendas, cafés, librería o bares. Se entra por una ventana redonda giratoria. ¡No te lo pierdas!

Si te ataca el hambre por la noche y no te apetece ir a un concierto, prueba acomodarte en alguno de los patios de cerveza. Casi todos los restaurantes ofrecen esta opción, tanto en el centro de la ciudad como en cualquier periferia. ¿Desearías pasar una noche a la manera de los praguenses? Entonces te recomendamos que visites Riegrovy sady (Parque de Rieger) en el barrio Vinohrady o Letná, que se extiende cerca del Museo Técnico Nacional. Ambos lugares disponen de patios enormes para disfrutar de las vistas a la ciudad nocturna bebiendo la buena cerveza.

¿Prefieres ir a una exposición? No es ningún problema, gracias al aplacamiento reciente de medidas sanitarias. La Galería Nacional ha preparado una interesante exposición que se llama NEBOURAT! Podoby brutalismu v Praze (¡NO DERRUMBAR! Modalidades del brutalismo en Praga) y se puede visitar hasta el 22 de noviembre de 2020. La exposición se encuentra en Veletržní palác (Palacio de las Ferias). Aquí podrás ver planos, fotografías y modelos de edificios praguenses construidos en los años 60 – 80 del siglo XX. Hasta el 25 de octubre podrás ver en el Museo Kampa una exposición muy interesante: Alfons Mucha y Pasta Oner: Elusive Fusion. La exposición es una combinación de dos personalidades importantes: uno de los iniciadores principales de la secesión, Alfons Mucha, y Pasta Oner, que es uno de los líderes en la escena checa del “street art” y se dedica a la pintura ya más de diez años. En la galería de artes modernas y contemporáneas DOX puedes visitar, hasta el 12 de octubre, la exposición Ultrasupernatural. Es resultado de más de veinte años de la existencia del proyecto realizado por los artistas Barbora Šlapetová y Lukáš Rittstein, quienes unieron su vida con la última tribu de aborígenes de Papúa Yali Mek. Los artistas han transmitido sus experiencias con el estudio de la vida de los aborígenes y las han reflejado en complejos de pinturas, videos, objetos, fotografías y estatuas monumentales. La Galería de la metrópoli Praga presenta la exposición retrospectiva del fotoperiodista checo de nivel mundial Antonín Kratochvíl. Hasta el 18 de octubre de 2020 se puede ver en la casa U Kamenného zvonu. Nuestra última idea es la exposición Símbolos que enfoca los símbolos nacionales de República Checa e indica el origen y la transformación de éstos desde el año 1918 hasta la actualidad. Hasta el fin de agosto podrás visitarla en el recién reconstruido Edificio histórico del Museo Nacional.