“Reinicio” del diseño checo en el mundo

“Reinicio” del diseño checo en el mundo

HomeWhat's New“Reinicio” del diseño checo en el mundo
El diseñador checo, Michal Froněk, participó en la innovación de veinte marcas famosas. El cofundador de la empresa Olgoj Chorchoj diseňó tarros de cerveza para la empresa Plzeňský Prazdroj que se venden en Europa y en países de ultramar. Su equipo inventó un cuchillo de bolsillo en material reciclado —el producto común de la empresa global Nespresso y la empresa local checa Mikov—. “Aquí tenemos un montón de fábricas de marca que han producido diseño de calidad a lo largo de decenas de años. Seguramente tenemos una base en la tradición y podemos innovar,” dice Froněk.
Usted viaja por el mundo entero. ¿Cómo percibe la gente “el diseño checo”?
Depende de qué país se trate; por ejemplo, en Japón aprecian mucho la música clásica checa, la literatura y también el cristal checo. Tienen confianza en nuestra calidad por largo tiempo, podemos presentar nuestras marcas allí sin problema. Sin embargo, si usted pregunta en América o en Europa, la situación es distinta. En un contexto más amplio, por ejemplo, la empresa de automóviles Škoda o la fábrica de cerveza Plzeňský Prazdroj, son empresas que han exportado al exterior a lo largo de décadas. La comunidad de diseñadores en nuestro país ha cambiado considerablemente en los últimos años. Después del año 1989, cuando en Chequia se derrumbó el régimen comunista, la situación se complicó. Las empresas tradicionales checas estaban en muy malas condiciones. Cambiaban sus propietarios, terminaba la producción, muchas marcas dejaron de existir. Algunas empresas lograron superar este período difícil aportando nuevas ideas y gracias a ello han conservado su clientela fija y adquirido nuevos clientes. También surgieron empresas nuevas que hoy día son conocidas mundialmente, por ejemplo, la fábrica de cristal Lasvit o el fabricante de cuerpos de alumbrado Brokis.


 
Usted ha mencionado Plzeňský Prazdroj. ¿Qué ha inventado usted para esta famosa fábrica de cerveza?
Hace dieciocho años diseñamos un tarro especial para cerveza, el famoso goblet. El encargo fue bien claro: crear un producto que ayude a llevar la cerveza a la gastronomía superior, porque gracias a su calidad ese es su lugar, sin duda alguna. Los golosos no apreciarían un tarro de medio litro, por eso diseñamos para la empresa una copa en pie alto en cristal Tritán. El cristal es muy delgado, resistente, y sobre todo, mantiene mucho tiempo la espuma de la cerveza. Esta copa se vende en el mundo entero y casi 30 millones de clientes ya la tienen.
 
La colaboración con la empresa checa Mikov también fue interesante. Esta empresa fabrica cuchillos desde el siglo XVIII. Muchas generaciones de checos conocen su cuchillo de bolsillo en forma de pez. ¿En qué se diferencia su modelo?
En el año 2018, nos contactó la empresa Nespresso, que estaba colaborando precisamente con Mikov. Nos pidieron que inventáramos de qué manera se pudiera utilizar aluminio reciclado obtenido de cápsulas de café. Inventamos una nueva versión del legendario “pescadito”. Este modelo se fabricaba en Mikov desde los años 20 del siglo pasado y casi todo el mundo en Chequia lo conoce. El mango de nuestro modelo es precisamente de aluminio reciclado. En el sitio web Nespresso se puede ver una edición limitada de cinco mil piezas y la ganancia de las ventas es destinada a fines benéficos.  


 
Usted también participó en la fundación de la empresa productora de relojes Bohematic. La oferta incluye el reloj de hombre que lleva el nombre del diseñador checo, Ladislav Sutnar. ¿Qué resultó interesante para usted en este producto?
Ladislav Sutnar es una leyenda del diseño checoslovaco. Trabajaba para marcas famosas, en el año 1939 emigró a América, donde continuó trabajando en su especialidad. En el año 1958, diseñó un abecedario que utilizamos para la serie Graphic – Sutnar. El tipógrafo, Tomáš Brousil, tomó como base las letras y las cifras en este abecedario y empleó algunos elementos en el cuadrante y la manilla de reloj. Lo que me gusta es que la marca Bohematic combina los métodos relojeros tradicionales con el diseño moderno. Las diferentes partes de los relojes se fabrican en toda Europa, la fase final se fabrica aquí, en Chequia.
 
Hemos hablado sobre los productos locales por toda la República Checa. ¿A dónde le gustaría invitar a los visitantes extranjeros que desean ver cómo se fabrica el diseño checo de calidad?
Seguramente deberían visitar Karlovy Vary, donde desde mediados del siglo XIX funciona la fábrica famosa a nivel mundial Moser. También sería muy interesante hacer una excursión a la empresa de producción de muebles Ton que tiene su fábrica en Bystřice pod Hostýnem. Allí se puede ver cómo se curva la madera para fabricar sillas. Muy bonito es también el museo sobre la empresa de calzado Baťa en Zlín o la empresa Engelmüller, que continúa en la producción de guantes en Dobříš. La excursión a la empresa de automóviles Škoda también merece la pena. Hace un tiempo estuve en la fábrica de la empresa Mazda y puedo afirmar que Škoda es mucho más interesante y moderna. Por lo tanto, si le interesa el trabajo de diseñadores, Chequia ofrece muchas opciones.