La «anfibia de la nieve» de Chequia. En esquí y en snowboard.

La «anfibia de la nieve» de Chequia. En esquí y en snowboard.

HomeLa «anfibia de la nieve» de Chequia. En esquí y en snowboard.
Ester «STR» Ledecká, la mejor esquiadora alpina y snowboardista checa, entró como un tornado en el mundo de las disciplinas alpinas. En los Juegos Olímpicos invernales que se celebraron en 2018 en Pieonchang, ganó inesperadamente la medalla de oro en súper G. Muchos recordarán su expresión perpleja después del descenso, cuando estaba mirando extrañada cómo su nombre brillaba en el primer lugar. No obstante, enseguida ganó otra medalla de oro, que ya era de esperar, en snowboarding. En el Campeonato Mundial de disciplinas alpinas que comienza esta semana en Cortina, Italia, nuevamente será una de los favoritos.
A Ester le dicen «la Marciana», en el mejor sentido de la palabra. Es por varias razones. Es la primera de los deportistas en la historia olímpica que ganó en una misma olimpiada invernal en dos deportes diferentes. También es la primera de los esquiadores alpinos checos que ganó el oro olímpico, y primer deportista olímpico en la historia que actúa en las disciplinas de esquí y snowboard.



Es de Chequia donde las condiciones no son tan buenas como en los países alpinos, no obstante brilla en disciplinas de velocidad – esquí alpino y súper G. Además, destaca por su actitud auténtica, sentido del humor característico. O su pequeño equipo de personas que la acompañan casi siempre - «head coach» y «head manager», su madre Zuzana (ex patinadora artística) y su padre Janek, exitoso músico de rock que es popular también en el mundo de los musicales. Es por eso que los medios mundiales escriben sobre ella en superlativos y la BBC, además, comentó que la victoria de Ledecká en Pieonchang era «una de las historias olímpicas más maravillosas de todos los tiempos».

Los trajes de esquí son diseñados por su hermano Jonáš

Al ver a «STR» durante la carrera, realmente te divertirás. No solo por lo específico que es su estilo agresivo, sino que también todo el tiempo escucharás gritos, unos mini comentarios que va «soltando» en voz alta, durante el descenso. Total, si las mejores tenistas del mundo dan gritos mientras juegan, entonces la esquiadora alpina, también puede usar este doping permitido.
Se ha ganado un respeto enorme entre las demás esquiadoras alpinas. Se diferencia de ellas también por su vestimenta. Los trajes de esquí y snowboard (se diferencian por su corte y elaboración) son del fabricante checo Don Quiet y los diseña su hermano Jonáš, quien es muy buen dibujante y ama los comics. «Decidí convertir a Ester en una superheroína,» dijo hace un tiempo sobre su hermana este otro miembro de esta familia de artistas y deportistas. «Ella participó en los Juegos Olímpicos en Sochi con el disco intervertebral dislocado y yo la llevaba a la rehabilitación, entonces me parecía que ella era mitad persona y mitad robot, si logra soportar todo esto,» declaró Ledecký afirmando que el logo STR es el elemento principal en los trajes. «Así era la firma de Ester en sus dibujos de pequeña.» Y por eso Ester luce como una superheroína de Avengers en los trajes creados por el taller de su hermano.

Quiere siempre ser la mejor

Esto no es todo. Ester Ledecká es popular también por su modo de actuar, en las competencias y los entrenamientos. Siempre quiere ser la mejor, es perseverante e «insaciable» en lo que respecta a esquiar y ganar. Los entrenadores muchas veces tienen que emplear la fuerza para sacarla de la pista, porque esta estrella checa siempre pide más y más.
 
Le gusta esquiar en todas partes, también en Chequia, especialmente en estos tiempos de Covid. Entre las montañas checas le gusta entrenar en el mayor centro invernal Špindlerův Mlýn, así como también en Jeseníky, en Červenohorské sedlo donde la nieve se mantiene, aún después que empiezan los deshielos.



Entrena intensamente también en el verano. Practica kick boxing, voleibol de playa, es excelente en windsurfing. Entre otras cosas, la preparación para la temporada de verano hasta hace poco tiempo era labor de su abuelo, Jan Klapáč, campeón mundial en hockey, en 1972.
 
Su actitud extraordinaria se refleja también en las relaciones. A veces hay lágrimas y rabia, no obstante cada conferencia de prensa, cada declaración después de la carrera siempre empiezan con palabras de agradecimiento a su equipo. «Aprecio a todas las personas a mi alrededor, quiero agradecerles, todos son importantes,» dice ella, prácticamente siempre.
 
Así es Ester Ledecká.