¿Una ruta de esquí de fondo en Praga? Claro que sí

¿Una ruta de esquí de fondo en Praga? Claro que sí

Ni la pandemia puede frenar a los aficionados a esquí de fondo

Home¿Una ruta de esquí de fondo en Praga? Claro que sí
Los organizadores de la carrera de esquí de fondo, Jizerská 50, organizaron un original recorrido por los monumentos históricos más afamados de la capital checa. Dicha iniciativa, a la que sumó un gran número de aficionados, causó gran expectación entre los praguenses.
Puente del río Moldava
¿Admirar el Castillo de Praga, el Loreto, la plaza de Venceslao o el Puente de Carlos mientras practicas esquí de fondo? Sí, ha sido posible, porque la tradicional carrera de esquí de fondo, que se celebra cada año en las montañas Jizerské hory, se trasladó a Praga este año. Los organizadores de la competición aprovecharon la gran nevada que cayó en la capital checa para crear un recorrido por lugares poco habituales en este tipo de competiciones.   

                                                                                                                                                                                  Puente de Carlos
„La idea de organizar este recorrido surgió cuando nos cruzamos con los primeros esquiadores de fondo en el Puente de Carlos. Se nos ocurrió que estaría bien invitar a los amantes de este deporte a una carrera virtual y, de paso, demostrar que se puede practicar en cualquier sitio, no solo en las montañas Jizerské hory”, dice Richard Valoušek, PR ČEZ Jizerské 50.

Los esquiadores de fondo se animaron inmediatamente y empezaron a enviar fotos desde distintos lugares del país desde donde deseaban participar en la competición. Al hallar tan buena acogida, los organizadores decidieron trasladar la carrera de 50 kilómetros a Praga, donde se recorrería su centro histórico. Según Richard Valoušek fue una experiencia única, ya que ¡no es posible hacer una ruta de esquí de fondo en la capital checa todos los años!
Museo Nacional con la estatua de San Venceslao en la plaza de Venceslao

La ciudad estaba desierta cuando los esquiadores empezaron el itinerario por la mañana temprano, pero, más tarde, causaban expectación y la gente les hacía fotos. Era divertido y, al mismo tiempo, un poco peligroso porque ¿quién ha visto alguna vez a un esquiador de fondo en el centro de Praga?
Rudolfinum, sala de conciertos 

Aunque el principal objetivo de la iniciativa era comunicar la singularidad de la Jizerská 50, que se hará de forma virtual este año, la idea ha sido tan bien acogida por los aficionados al esquí de fondo que ya están pensado en las próximas nevadas.