Casa Danzante entre las 10 obras más bellas del mundo

Casa Danzante entre las 10 obras más bellas del mundo

El decisivo fue el „corte de oro“

HomeWhat's NewCasa Danzante entre las 10 obras más bellas del mundo
La moderna e ilustre Casa Danzante, situada en el centro de Praga, no deja de despertar emociones. El software especial que comparaba los parámetros de un centenar de las obras arquitectónicas más famosas con la proporción numérica conocida como „el corte de oro“ ha llevado la Casa Danzante al noveno lugar, antes del palacio alemán Neuschwanstein.
El software analítico de la empresa Roofing Megastore indicó como la obra más bella el edificio de la Catedral de San Pablo en Londres, Marina Bay Sands en Singapur ganó el segundo lugar y la abadía de Westminster en Inglaterra, el tercer lugar.

Lo más interesante, según el estudio, es que en la primera veintena entraron solo seis obras más modernas, construidas en el siglo XIX y posteriormente. La obra de la Casa Danzante, inspirada en la pareja de bailarines Ginger y Fred, ocupa el tercer lugar. La casa fue proyectada por los arquitectos Vlado Milunić y Frank O. Gehry, los interiores de las oficinas del inversionista en parte fueron diseñados por la arquitecta británica de origen checo, Eva Jiřičná.



La Casa Danzante suele ser denominada como la primera obra praguense después de la revolución, creada por arquitectos de prestigio mundial, también es considerada uno de los símbolos de Praga. La obra es una atracción turística que se ha convertido en un icono de los años noventa; para visitantes extranjeros, es un icono de Praga tan bien conocido como el Puente de Carlos o la Catedral de San Vito.

Frank Gehry, aficionado al hockey sobre hielo, aceptó la oferta porque supuestamente “haría cualquier cosa por el país que dio Jaromír Jágr a los EE. UU.” Vlado Milunić atribuye la posibilidad de promover esta obra controvertida a la euforia postrevolucionaria, a Václav Havel, a la entonces directora del Instituto de Protección de Monumentos, Věra Müllerová, y a una coincidencia de casualidades.



El corte de oro es un fascinante principio geométrico que se utiliza frecuentemente como un barómetro de belleza. En el arte y la fotografía se considera la proporción ideal entre las diferentes longitudes y representa el valor numérico 1: 1,618. Al comparar los edificios, los especialistas definieron sus respectivos puntos y, utilizando su propio software, compararon las distancias entre estas marcas con las marcas definidas por la proporción del corte de oro.