Descanso romántico en la cabaña – disfrute del campo en el estilo típico checo

Descanso romántico en la cabaña – disfrute del campo en el estilo típico checo

Una antigua casa rural, una casa abracolada en medio del bosque o una cabaña en las montañas. Así son los lugares favoritos donde los checos prefieren pasar sus vacaciones. Durante la crisis causada por el coronavirus volvieron a sus cabañas familiares y casas rurales, y no es solo para disfrutar del tiempo libre lejos de la ciudad evitando un posible contagio. Turistas del mundo entero desean volver a la naturaleza y, por lo tanto, encuentran muy romántico el ambiente rural.

Desde el fin del siglo XIX, los checos comenzaron a interesarse por su cultura e historia nacional. En 1881 comenzó a funcionar el Club de Turistas Checos. Miles de simpatizantes muy pronto se unieron a este club. Juntos salían a excursiones a pie y, con el tiempo, gracias al desarrollo de la red ferroviaria, iban descubriendo cada vez más lugares turísticos. El interés de la comunidad checa por áreas rurales dimana también de su identidad nacional, amor al folclore y la arquitectura popular. Los checos comenzaron a pasar su tiempo libre en casas rurales y cabañas sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. La gente joven comenzó a mudarse a ciudades, la populación rural iba envejeciendo. La mayoría de las casas y granjas estaban en muy malas condiciones técnicas, pero la gente joven quería tener un lugar agradable donde pasar las vacaciones con los niños. Reparaban cabañas y casas rurales para tener más espacio donde recrearse.

La era de los aficionados al bricolaje

Después del año 1948, el régimen comunista restringía los viajes fuera de las fronteras de Checoslovaquia, por lo tanto, la mayoría de los habitantes no tenían muchas opciones para pasar sus vacaciones. La gente comenzó a construir sus segundos hogares en áreas rurales, cabañas y casas de recreo. Los propietarios de las casas tenían que improvisar debido al déficit de material de construcción. Los aficionados al bricolaje eran diestros, por lo tanto, convertían hasta un vagon ferroviario o una barrica cervecera en la cabaña de sus sueños. En noviembre de 1989, transcurrieron cambios políticos trascendentes y Checoslovaquia nuevamente se reabrió al mundo. Después de los primeros años de euforia e interés por pasar vacaciones en el extranjero, la gente volvió a optar por las cabañas y casas rurales. Hoy día, sin embargo, las vacaciones en el campo son diferentes a las de antes.

El segundo hogar

Muchos checos han reconstruido sus cabañas y casas rurales convirtiéndolas en hogares donde no solo pueden relajarse, sino también trabajar, gracias a la conexión de Internet. Chequia, después de Suecia, es el país con el mayor número de cabañas de recreo en Europa. El 36 por cientos de los habitantes de Chequia posee un inmueble de recreo. El encanto de las cabañas y casas rurales reparadas atrae también a turistas extranjeros. Puedes rentar una casa abrocalada en el bosque, disfrutar de un romántico fin de semana lleno de tranquilidad, o puedes reservar una casa rural para toda la familia donde tendrás el confort necesario para descansar o trabajar. No te faltarán ideas para ir de excursión porque Chequia tiene una de las redes de sendas turísticas más densas en el mundo —cuenta con más de 40 mil kilómetros para hacer turismo a pie—.
 

Tradición rural

Las cabañas y casas rurales atraen no solo por su aspecto, sino también por su historia familiar. Varios propietarios han adaptado sus casas al estilo moderno de vida, siempre conservando su carácter rural. Así es, por ejemplo, la casa Růžová chalupa u Šimánků en el pueblo Rtyně, en la región de Trutnov, construida en el año 1857. La casa de dos plantas tiene la fachada ornamentada y una capacidad para 24 huéspedes. Dispone de muebles campestres de madera. En la cocina hay equipos modernos a disposición, y también un horno caliente con asientos. Junto a la entrada hay un espacio para organizar parrilladas, donde también podrás disfrutar de un ambiente agradable. ¿Deseas más actividad? Puedes nadar en la planta baja de la casa; de mayo a septiembre puedes utilizar la piscina con agua caliente. También puedes salir de excursión por los alrededores. Los turistas más activos pueden pasear por las rocas Adršpašské skály, los aficionados a la historia seguramente se interesarán por Kuks. Este extenso complejo barroco fue construido por el visionario conde Špork, quién aquí, al final del siglo XVII, mandó a construir el centro balneario frecuentado por aristócratas de toda Europa. El área barroca se hizo famosa también gracias a la hermosa ornamentación escultórica del famoso Matías Bernard Braun quién materializó aquí las alegorías de virtudes y vicios.

Descanso con actividades

La casa abrocalada de madera en Horní Sklenov cerca de Hukvaldy ofrece también una agradable combinación de historia y vida moderna. Disfruta de una taza de café por la mañana mientras estés sentado a la mesa de madera, mira por la ventana de la cocina campestre a todo el jardín de 1500 m2. ¿Deseas un poco de actividad para estirar el cuerpo? Claro, sin exagerar…  Entonces, camina unos cien metros y llegarás a una pista de golf con 18 hoyos. Y si deseas quedarte en casa, puedes disfrutar de la sauna con un laguito para bañarte. Aquí se divertirán perfectamente tanto mayores como niños. La casa cuenta con una sala grande donde hay un montón de juguetes. Los propietarios construyeron en el jardín una casita en las copas de los árboles. No olvides visitar el cercano castillo Hukvaldy. La construcción del castillo comenzó en el siglo XIII. Hoy día, las ruinas del castillo son accesibles para el público. Puedes ascender al mirador, disfrutar de vistas magníficas a la ciudad, observar los alrededores. El oriundo más famoso de Hukvaldy fue el compositor mundialmente famoso Leoš Janáček. En su casa natal hay una exposición permanente donde podrás obtener más información sobre la senda instructiva en los alrededores y conocerás lugares que sirvieron de inspiración para sus obras de gran popularidad mundial.

Región vinícola

Los propietarios de la casa rural en Němčičky, en la región de Břeclav, también honran el patrimonio familiar. Reconstruyeron la casa heredada de la abuela donde acostumbraban pasar sus vacaciones. Aquí uno también se siente como si hubiese regresado a la infancia. La casa rural tiene capacidad para 12 personas. Aquí cada cual encontrará su rincón favorito, junto a la estufa de azulejos, en el patio o en frente de la casa. Los alrededores ofrecen una serie de lugares interesantes a visitar. Renta una bicicleta y pasea por alguna de las tantas sendas vinícolas que bordean el paisaje protegido de Pálava. En Mikulov, que es el centro vinícola, podrás disfrutar de un programa del día entero. En el palacio local podrás visitar la exposición permanente dedicada a la historia de la viticultura y a personalidades famosas que visitaban esta ciudad pintoresca, entre otros, también el Emperador Napoleón. Otro lugar interesante se encuentra cerca de la cabaña en Němčičky. Visita el museo arqueológico subterráneo en Pavlov para que conozcas algunos detalles sobre la vida en el paleolito. Aquí verás no solo el asentamiento de la era hace 25 – 27 mil años, así como objetos de arte, herramientas, tumbas rituales, huesos de mamuts, de los alrededores de Pavlov.