Vacaciones en el campo

Vacaciones en el campo

un regreso temporal al modo de vida tradicional

¡Cinco lugares del campo checo que hay que visitar! Planea unas vacaciones de verano o un fin de semana largo con muchas actividades en la finca o en la granja.
El agroturismo en Chequia experimenta un extraordinario auge y se convierte en un estilo de vida muy frecuente. Especialmente la gente de diferentes ciudades viaja con gusto a esos lugares donde la vida es menos agitada y más natural. Prueba al menos unas cortas vacaciones ecológicas para contrarrestar tu frenético ritmo de vida. Durante el desayuno prueba los suaves y sabrosos quesos de los granjeros locales y, para cenar, prepara a la parrilla un buen pedazo de carne de ternera o un asado de cordero. Antes de dormir puedes tomarte un vaso de leche recién ordeñada y tumbarte a dormir profundamente en un aromático jergón de paja o envolverte en edredones de plumón y despertarte después con el canto del gallo.

Disfruta de unas vacaciones como en casa de la abuela, con la cercanía de los animales de granja y con una naturaleza inmaculada al alcance de la mano. Viajando por los alrededores podrás conocer algunos lugares atractivos de la región, comprar alimentos locales en los mercados, mejorar tu condición física montando a caballo, bañarte en hermosos estanques cristalinos, pescar y después cocinar lo pescado. O recoger dulces frutos del bosque y, mientras tanto, disfrutar a tope el aire limpio y el silencio del bosque, cosas que los habitantes de las ciudades no dejan de desear.

Si te gusta pasar tus vacaciones en la Naturaleza, junto a los prados de las montañas, si te gustan los rincones pintorescos, el delicioso aguardiente o una vista mágica a los valles cercanos, no lo pienses más. Bienvenido en esos lugares en los que podrás vivir una atractiva historia según tu propio guión. Para cada uno la magia del campo reside en elementos diferentes.

El centro Veronica en Hostětín

Ven a los mágicos Cárpatos Blancos y disfruta de tus vacaciones con una fuerte experiencia en una confortable pensión ecológica. En el moderno pueblo de Hostětín, en el que está construída esta pensión, gracias a su actividad ecológica, fue visitado por el príncipe británico Charles, conocido también por su lucha en favor de estos principios. Y precisamente por esos principios se levantó el Centro Veronica (una casa solar pasiva). Debido a que está rodeado por una naturaleza maravillosa y un huerto frutal, representa un lugar ideal para relajarse en la Naturaleza. Contempla los cangrejos en los arroyos transparentes y cuenta todas las estrellas en el cielo de la noche. ¿Es acaso posible rechazar este idílico entorno?

Aquí tú mismo puedes hacer mosto a partir del famoso zumo de manzanas ecológicas, construir casitas para insectos, hacer ilustraciones con lana de oveja, esmaltar joyas o cocinar la tradicional torta morava, el frgál. El lugar es conocido por su cocina casera, para la cual usa comida ecológica y productos locales de comercio justo. El famoso mosto ecológico le llegará como de un manantial.

La granja ecológica de Blaník

Un lugar al sur de Praga, como creado aposta para un fin de semana romántico, con unas hermosas vistas al monte Blaník, del que te podrás llevar una serie de recuerdos intensos. En un laguito con una cascada y con peces vivos tú puedes pescar peces de madera con una caña. Una parte de este complejo es el Corral avícola, la Casa de las mariposas y los escarabajos, la piscina exterior de agua caliente y el centro de relax. En esta granja con atracciones hay un espacio libre para 100 animales. Participa en las bodas de los animales, en su alimentación, en su bautizo o en el entrenamiento de caballos en su recinto de arena.

Pide alguna de las especialidades locales en el romántico restaurante U Mančalů. Como postre se sirven tartas caseras según la oferta, u hojuelas con arándanos y nata fermentada.

La Biogranja Slunečná

Una encantadora localidad junto al Parque Nacional de Šumava, al embalse de Lipno y al lago Plešné jezero animan a un descanso que puede ser tanto activo como un poco más relajado. Puedes elegir entre un ciclotursimo, deportes acuáticos y pesca (en el embalse local puede incluso intentar pescar tu propia carpa). De los productos wellness es posible aprovechar el solarium, la bañera de hidromasaje y la sauna.

Muchas de las parcelas vecinas se usan como campo de pasto para las ovejas, las cabras y el ganado vacuno, en otras se cultivan patatas, verduras y frutas. Las aves de corral abastecen de huevos frescos a los huéspedes. Otra parte de la granja ecológica es una moderna factoría en la que se hace queso de cabra, de vaca y de oveja de un inconfundible y maravilloso sabor. Todos los productos no solamente se pueden degustar, sino también comprar.

Los espaciosos apartamentos han adoptado el estilo rústico y están equipados con muebles antiguos. No dejes de probar el desayuno local, preparado a base de productos propios con la calidad de todo lo ecológico: leche, quesos, yogur, fruta, verdura y productos cárnicos. 

La granja ecológica Juré

También a los aficionados más exigentes de los productos ecológicos les llama la atención esta granja familiar con una historia que llega hasta el año 1920 y que incluye un pastizal, una tierra de labranza y huertos frutales. Los productos elaborados cumplen con el exigente certificado de agricultura ecológica. Puedes elegir entre la carne de ternera o de cabrito, huevos, trigo sarraceno, nueces, mermelada de ciruelas, otras mermeladas y frutos secos. Los alérgicos celebran poder comprar para casa ropa de cama, mantas y almohadas de lana ecológica, que refresca en verano y da calor en invierno.

En verano la taberna de Juré no tiene una carta de comidas permanente. Sin embargo los dueños aseguran que algo bueno para comer vas a recibir siempre. Puedes probar por ejemplo el sabroso sabor de la carne hecha al horno, las especialidades con trigo sarraceno o el pan casero con manteca y cebolla. El alojamiento en la soledad del bosque lo valoran todos aquellos que desean el verdadero descanso y la tranquilidad.

La granja apícola Nosek

Gracias al transparente aire limpio de Telč en la región de Vysočina, a la variedad de flores de cuyo néctar se hace la miel y a su forma de trabajar respetuosa con el medioambiente, esta granja ofrece productos de miel de la mejor calidad. Su miel cremosa, su licor de miel y las tortitas de miel de Eliška pueden usar la prestigiosa marca local Vysočina – producto regional.

Ven a ver los colmenares y a probar el licor de miel o alguno de los cuatro tipos diferentes de miel. Aquí te puedes sentar y probar el verdadero pastel de miel, o probar los dulces de miel con nueces. Para refrescarte te prepararán también agua de miel con zumo de limón y menta.