Otros aspectos de la cerveza checa

Otros aspectos de la cerveza checa

Decídete a unir las visitas de las cervecerías con la degustación y dar un paseo por el laberinto de plantas de lúpulo.

La República Checa es el país de la cerveza. No hay de qué extrañarse. La producción de la cerveza en este territorio destaca por una tradición de varios miles de años y ¡la cervecería histórica más antigua fue fundada en el año 993! Olvida las famosas fábricas de cerveza checas, las cervecerías pequeñas también tienen su encanto.

La Catedral del lúpulo

Chrám chmele a piva (la Catedral del lúpulo y la cerveza) en la ciudad Žatec, es un área turística que fue construida en el período de 2009 a 2012, por una transformación del área de los antiguos almacenes de lúpulo. Y no fue por casualidad. Enlaza la singular tradición del cultivo y la comercialización de lúpulo en la región de Žatec.  Aquí puedes subir a la torre mirador denominada Chmelový maják (el Faro de lúpulo), si montas un elevador singular con proyección 3D. No dejes de visitar el laberinto adyacente de sacos de lúpulo en el viejo almacén de lúpulo, así como la sala de los escudos, donde podrás conocer la historia de esta región donde se cultiva el lúpulo. El reloj astronómico local también está relacionado con el lúpulo; es un mecanismo exterior suspendido con una imagen alegórica que muestra el estilo de vida en la localidad. También puedes visitar, naturalmente, el restaurante y la minicervecería U Orloje con la cocina regional y su propia marca de cerveza.

No solo en Pilsen producen cerveza

No solo en Pilsen producen cerveza. Una de las cervecerías más antiguas en el territorio checo es  la Cervecería Real de Krušovice en Bohemia Central, la cual fue fundada en el año 1517.  Si deseas hacer una excursión a esta cervecería, debes reservarla una semana antes. La visita con degustación dura más o menos 90 minutos y durante ese tiempo conocerás muchas cosas interesantes sobre la producción de esta cerveza de fama mundial.

Al este de Praga, en el pueblo Velké Popovice, encontrarás otra cervecería antigua cuya historia comienza en el siglo XVI. La cervecería Velké Popovice produce cerveza desde el año 1874 y aquí también puedes hacer una excursión durante la cual verás la sala histórica de cocción que data del año 1928 y las bodegas de lager, donde degustarás la cerveza no filtrada Velkopopovický Kozel.

En Beroun, una ciudad muy cercana que se encuentra al oeste de Praga, hay una cervecería que se llama Berounský medvěd (Oso de Beroun). La cervecería continúa la tradición de la antigua cervecería citadina que fue fundada en el año 1872. Aquí podrás probar varios tipos de cerveza de levadura, no filtrada.

En Bohemia del Sur, en el mismo casco histórico de la ciudad - balneario Třeboñ, radica la Cervecería Regent. La cervecería fue fundada en el año 1379 y es una de las más antiguas del mundo. Aquí también puedes reservar una visita a la cervecería, en plena luz del día, así como en horas nocturnas, bajo la luz de las velas. Y algo más: los especialistas cerveceros te enseñarán el modo correcto de despachar cerveza.

Sendas de cerveza, a pie y en bicicleta

¿Pretendes saborear la cerveza checa al máximo? Tómate un tiempo para recorrer alguna senda de cerveza. En las montañas más altas en Chequia Krkonoše podrás caminar por  una senda de 35 kilómetros observando las partes más lindas de la sierra Krkonoše y en seis paradas degustar la cerveza de las cervecerías locales. La senda de cerveza Krušnohorská, por las partes checa y alemana de las montañas, ofrece cervezas lager, rubias y negras,  cervezas claras de trigo preparadas según recetas antiguas alemanas, así como limonadas refrescantes con bajo grado de alcohol. Diecisiete cervecerías de Chequia y Alemania crearon un circuito de cerveza imaginario donde recibirás un plano con informaciones sobre las cervecerías, una tarjeta cervecera, y podrás competir coleccionando sellos cada vez que visites alguna cervecería. Como premio serás galardonado con una jarra especial de medio litro que lleva el nombre de la senda de cerveza Krušnohorská pivní stezka. Si vas en bicicleta, no te pierdes nada. La senda de cerveza para ciclistas más larga en la República Checa se encuentra en los alrededores de Rychnov nad Kněžnou, cerca de la ciudad Pardubice, donde podrás visitar tres cervecerías locales y, naturalmente, degustar la cerveza. Otras sendas de cerveza para ciclistas se encuentran también en Beskydy, en los alrededores de Opava, en Moravia del Sur y en los alrededores de las ciudades Jihlava, Pelhřimov o Chrudim.