4 monumentos fotogénicos que lucen muy bien en el invierno

4 monumentos fotogénicos que lucen muy bien en el invierno

Hay monumentos que se ven estupendos en el invierno. El sol en combinación con la nieve reluciente les dan un toque de belleza muy singular. ¡Tenemos el placer de ofrecerte cuatro temas que no le pueden faltar a ningún fotógrafo invernal!

HomeNuevo4 monumentos fotogénicos que lucen muy bien en el invierno
Si decides visitar la República Checa en el invierno o a principios de la primavera y deseas visitar alguno de los castillos y palacios, verás que la mayoría de ellos están cerrados. En el invierno se realizan en estas populares atracciones turísticas todos los trabajos pertinentes con el fin de prepararlas para la próxima temporada de verano. De todos modos, hay unos cuantos castillos y palacios (de los famosos también) que no cierran sus puertas en el invierno.

La joya imperial Karlštejn

La majestuosa residencia del Emperador Romano y Rey Checo Carlos IV fue construida en el siglo XIV en forma de castillo gótico donde se guardaban las joyas de coronación, los restos sagrados y documentos nacionales. Gracias a su posición cerca de Praga, hoy día es un excelente destino de una excursión de medio día. Viajando en tren desde el centro de Praga llegas en media hora a la zona debajo del castillo. De febrero hasta final de octubre, además, puedes visitar la exposición El tesoro de Karlštejn – cultura de la corte imperial de Carlos IV. El castillo Karlštejn se puede visitar en el invierno solo los fines de semana y en la primavera todos los días, excepto los lunes. Los fotógrafos deberían ir al castillo al amanecer, cuando el castillo y la ciudad debajo de él apenas están despertando y así no les molestarán los demás visitantes. Ya que estarás en Karlštejn, no dejes de visitar también la cercana cantera de cal Velká Amerika (La América Grande). Es un lugar inolvidable y excepcional para fotografiar.

El palacio neogótico Hluboká

El palacio Hluboká que se encuentra en Bohemia del Sur, cerca de la ciudad České Budějovice, es un lugar ideal para todo amante de la historia y el romanticismo. El palacio suele ser denominado el palacio más bello de la República Checa. Abre todos los días excepto los lunes, así como la mayoría de los monumentos. Los fotógrafos disfrutarán especialmente de interesantes vistas poco tradicionales al palacio cubierto de nieve desde el parque paisajístico adyacente.

El palacio majestuoso de Sychrov

En la región norte de Bohemia se extiende el palacio neogótico Sychrov. Es uno de los pocos monumentos que abre casi todos los días del año para recibir a sus visitantes; incluso los lunes, cuando los demás monumentos habitualmente están cerrados. La ruta de visita te guiará por todo el palacio. En esta ruta vas conociendo perfectamente cómo era la vida en el siglo XIX en una residencia campestre de una familia aristocrática rica. Al igual que en todos los monumentos estatales, aquí también puedes tomar fotos (para tus fines personales) a los bellísimos interiores neogóticos.

Los palacios del área de Lednice-Valtice

En Moravia del sur también en el invierno puedes visitar varios monumentos que lucen muy bien en esta estación. Los fines de semana te recibirán con mucho gusto en el palacio Lednice. En sus alrededores hay un parque paisajístico y, después de la visita, puedes dar un paseo por las presas y el río Dyje. Aquí puedes contemplar no solo los géneros locales de aves acuáticas sino también las que han venido volando del norte de Europa para pasar aquí el invierno. El palacio y el parque adyacente forman parte del extenso complejo paisajístico y, al igual que el palacio en Valtice, están inscritos en la lista del patrimonio cultural de la UNESCO. Decídete a visitar también Valtice. El palacio de Valtice no ofrece visitas clásicas en el invierno, no obstante, los sábados podrás ver el singular teatro barrocodel palacio y la capilla barroca. Al final de la visita no olvides pasar por el Salón nacional de los vinos.En las bodegas del palacio podrás degustar los mejores vinos de los producidos en Moravia.