Tras los pasos de Václav Havel

Tras los pasos de Václav Havel

La República Checa conmemora los treinta años de la Revolución de Terciopelo. Una de las personalidades más destacadas de aquellos eventos fue Václav Havel, dramaturgo, ensayista y expresidente.

HomeNuevoTras los pasos de Václav Havel
Hace treinta años los checos decidieron que ya no querían vivir bajo un régimen comunista y optaron por la libertad y la democracia. La llamada Revolución de Terciopelo tuvo lugar en noviembre de 1989 y contó con la participación de varias personalidades. Sin embargo fue Václav Havel quien se hizo conocido en el mundo entero. Este dramaturgo y escritor, que en su día trabajó también como técnico teatral, todavía era prisionero político en primavera de 1989. Los acontecimientos de noviembre de 1989 lo elevaron hasta al Castillo de Praga, la sede de los presientes checos, donde permaneció hasta el año 2003.

Último presidente checoslovaco y primer presidente checo

Václav Havel nació en octubre del año 1936, en el seno de una prestigiosa familia de empresarios e intelectuales praguenses. Eran propietarios de varios inmuebles en Praga, entre los que cabe destacar el palacio Lucerna, cuya construcción había terminado poco después de la Primera Guerra Mundial. El palacio se encuentra muy cerca de la Avenida Venceslao. Hasta hoy se puede visitar en este palacio un café en un estilo modernista tardío y el más antiguo de los cines aún en funcionamiento en Praga, con magníficos estucos, o bien ir a un concierto. En el palacio Lucerna se puede ver la popular escultura colgante Caballo, obra de David Černý. Con ella el escultor creó una graciosa parodia del símbolo de las tierras checas, la estatua de San Venceslao. Hace un tiempo se abrió para el público el tejado de Lucerna desde el cual se pueden disfrutar vistas inolvidables al Castillo de Praga y al Museo Nacional, reconstruido recientemente.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Havel comenzó a estudiar en un internado de élite en Poděbrady. Nunca terminó la universidad, y en 1959 finalmente logró entrar en el ambiente con el que siempre se identificó. Comenzó a trabajar en los teatros de Praga.

Havel, el artista teatral

El trabajo más significativo lo llevó a cabo en el Teatro na Zábradlí, cerca del Puente de Carlos. Havel comenzó a trabajar en este teatro como técnico de escenario, pero muy pronto pasó a ser dramaturgo y también asistente de la dirección. Fue precisamente en el Teatro na Zábradlí donde se estrenó en 1963 un montaje de su primera obra, Fiesta en el jardín. En este teatro se representan hasta hoy obras de Havel, también con subtítulos en inglés, y su producción Velvet Havel sobre la vida del expresidente ha recibido varios galardones teatrales. Si va al teatro, visite también el café Slavia que está cerca, en la avenida Národní třída. En la segunda mitad del siglo XX este café era un lugar donde se reunían personas que no simpatizaban con el régimen comunista. Václav Havel era uno de ellos.

La vida antes del fin del régimen comunista

En 1968 el ejército soviético ocupó Checoslovaquia para acabar con las reformas de un régimen que se iba abriendo al mundo exterior. Se reestableció la censura de la prensa y decenas de miles de personas decidieron emigrar a los países democráticos occidentales. Václav Havel comenzó a advertir sobre la violación de los derechos humanos en Checoslovaquia y sobre los prisioneros políticos. Por eso fue condenado a cuatro años y medio de cárcel. Una parte de la condena la cumplió en cárceles de Praga y Pilsen.

Mientras más se prohibían las obras de Havel en Checoslovaquia, más se representaban en el extranjero. Durante los años ochenta Václav Havel vivió en Rašínovo nábřeží en Praga, justo al lado de la icónica Casa Danzante actual. La idea de construir algo en ese espacio, que quedó vacío después de un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial, surgió en un encuentro de Havel con el arquitecto Vlado Milunić. La realización de Ginger y Fred, el apodo de la Casa Danzante, empezó durante lo años noventa, en colaboración con el famoso arquitecto Frank O. Gehry.

Revolución y período presidencial

El 17 de noviembre de 1989 el régimen intervino con fuerza contra una manifestación pacífica de estudiantes en Národní třída. La placa conmemorativa Las Manos conmemora hoy los acontecimientos del 17 de noviembre. Está colgada en el muro del palacio en Národní třída. Como resultado de la Revolución hubo una cesión del poder y las primeras elecciones libres, en las que la gente pudo escoger entre varios partidos políticos. Václav Havel fue elegido nuevo presidente y continuó en el cargo durante trece años.

Promovió la apertura del área del Castillo de Praga para el público, la remodelación de sus jardines y del valle Jelení. Gracias a su iniciativa, hoy día podemos admirar una de las áreas de castillo más extensas del mundo. A poca distancia de Praga, en Bohemia Central, se encuentra el palacio Lány, residencia de verano de los presidentes. Václav Havel abrió para el público los jardines adyacentes del palacio. En el año 2003 terminó su último mandato presidencial admitido por la constitución. Václav Havel falleció en 2011, a los 75 años de edad. El aeropuerto de Praga y la plaza frente al Teatro Nacional llevan su nombre.