Las joyas praguenses de primera república: Ven a deleitarte con el Castillo de Praga y una lujosa vi

Las joyas praguenses de primera república: Ven a deleitarte con el Castillo de Praga y una lujosa vi

Te invitamos a dar un paseo por Praga para que veas el reloj de torre más grande en la República Checa o la tercera estatua ecuestre de bronce más grande del mundo.

HomeNuevoLas joyas praguenses de primera república: Ven a deleitarte con el Castillo de Praga y una lujosa vi
El nuevo estado Checoslovaquia fue fundado el 28 de octubre de 1918 y su período más temprano (hasta el año 1938) se denomina “la primera república”. Durante aquellos 20 años la joven república llegó a convertirse en una democracia moderna cuya economía e industria pertenecían a las más productivas del mundo. La arquitectura tampoco se quedó atrás. Te invitamos a conocer cinco joyas arquitectónicas de la Praga de primera república.

1. Castillo de Praga

Cuándo: los años 20 y 30.
El Castillo de Praga se yergue sobre la ciudad de Praga desde el siglo IX, sin embargo fue en el período de la primera república cuando adquirió su aspecto actual. Con la fundación de Checoslovaquia resultó necesario reconstruir el Castillo de Praga, con el fin de que pudiera desempeñar su nuevo rol como residencia del Presidente Tomáš Garrigue Masaryk. La Oficina de la Presidencia optó por contratar al arquitecto esloveno Josip Plečnik, quién se hizo cargo del nuevo proyecto. Dirigió los trabajos de adaptación realizados no solo en el patio I, incluyendo los mástiles para la bandera situados en frente de la Puerta de Matías y el apartamento del presidente, sino también en los jardines Rajská, Na valech y Na baště (incluyendo la glorieta del mirador, terrazas del mirador y jardín invernal junto a los jardines del sur), así como en el frontispicio de norte de la Sala española o la sala de columnas de entrada a la Sala española junto a la Puerta de Matías. El arquitecto Plečnik, sin embargo, no llegó a ver la realización de todos sus proyectos.  Por ejemplo, la sala de exposición que se encuentra en el Picadero del Castillo de Praga fue terminada después de la segunda guerra mundial, en el año 1949.

2. Palacio de las Ferias

Cuándo: 1925–1928
Una de las primeras y más grandes obras praguenses construidas en el estilo de funcionalismo se encuentra en el barrio de Holešovice. El Palacio de las Ferias surgió como sede de ferias y actualmente aquí radica la Galería Nacional de Praga y su exposición permanente “El Arte en los siglos XX y XXI” y otras áreas de exposición. El Palacio de las Ferias es obra de dos arquitectos Josef Fuchs y Oldřich Tyl. Fue construido en el período de 1925 a 1928 y en aquella época representaba la obra más grande de su tipo en el mundo. Desde el 1958, el Palacio de las Ferias es considerado patrimonio inmueble cultural.

3. La Villa de Müller

Cuándo: 1928–1930
La lujosa Villa de Müller fue construida en el estilo de funcionalismo y se encuentra en una de las más antiguas y famosas zonas residenciales praguenses que se llama Ořechovka. La villa de los esposos Milada y František Müller fue diseñada por el arquitecto genial Adolf Loos que, en aquel entonces,  se encontraba en Bohemia. La villa fue construida en dos años (1928–1930). Justo gracias al encargo de esta obra, Loos elevó su excepcional concepto del espacio a la cima. El equipamiento de los interiores de la villa fue escogido y en muchos casos también diseñado por Loos personalmente. Representa una sorprendente armonía entre el funcionalismo moderno y el estilo inglés de clasicismo.  

4. La Iglesia del Santísimo Corazón de Jesús

Cuándo: 1929–1932
La iglesia católica romana del Santísimo Corazón de Jesús se encuentra en la plaza de Jiří z Poděbrad, en la zona de Vinohrady, y representa otra obra del arquitecto esloveno  Josip Plečnik. La iglesia tiene una amplia torre principal cuya altura alcanza 42 metros y su gigantesco reloj circular te cautivará a primera vista. El diámetro de este reloj representa casi 7,5 metros, por lo tanto se trata del reloj más grande de su tipo en República Checa. Plečnik tomó inspiración en el Arca de Noé (por eso también en la zona subterránea se encuentra una extensa capilla con bóveda de cañón) y la obra incluye también detalles con simbolismo real, (por ejemplo, la fachada con piedras sobresalientes representa el manto real de armiño y la cúpula en la cima de la torre es símbolo de la manzana real).

5. Monumento Nacional en Vítkov

Cuándo: 1929–1933
El Monumento Nacional en Vítkov es un monumento de funcionalismo que fue construido en bruto en el período 1929–1933 en la colina de Vítkov en Praga, conforme al proyecto de Jan Zázvorka.  Su propósito fundamental era dar homenaje a los legionarios checoslovacos y  al movimiento de rebeldía checoslovaca en la primera guerra mundial. En la actualidad, la colina que se yergue muy cerca del centro de Praga, atrae a turistas y praguenses y, aparte de un agradable paseo, aquí podrás ver la espectacular estatua gigantesca del jefe militar checo Jan Žižka y deleitarte de una lujosa vista panorámica a toda Praga. ¡La estatua pesa 16,5 toneladas y gracias a sus 9 metros de altura es la tercera estatua ecuestre de bronce más grande del mundo!