Balnearios checos

Balnearios checos

Energía sanadora que dimana desde el corazón de Europa

Balnearios checos
La potencia medicinal de las fuentes naturales que se encuentran en el territorio de la actual República Checa se conocía desde la era de los antiguos Romanos y Celtas. Desde tiempos remotos, personalidades famosas aprovechaban los balnearios de aquí para descansar y relajarse. Su tradición tiene más de tres cientos años. Goethe, Beethoven, famosas estrellas del cine y aristócratas poderosos paseaban por sus columnatas. Tú también podrás disfrutarlo, de forma moderna, o lujosa, con confort y servicios de alta calidad que tanto agradaban a personalidades famosas. ¿Ya tienes las maletas preparadas?

Relájate como un aristócrata o una estrella del cine mundial

Desde tiempos remotos, los balnearios representaban un objetivo deseado por personalidades europeas. Aristócratas famosos, filósofos y artistas populares disfrutaban aquí del confort, una rica vida social y numerosos romances.  Goethe se encontró aquí por primera vez con su amada Ulrika, Beethoven compuso aquí su Novena Sinfonía y, por ejemplo, el zar ruso Alexander o la emperatriz austriaca Sisi venían aquí con regularidad a recobrar energía. ¡La tradición continúa! La llegada de personajes célebres hoy día representa una atracción cada año, por el Festival Internacional del Cine que tiene lugar en Karlovy Vary.  En los últimos años vinieron aquí, por ejemplo, Johnny Depp, Robert Pattinson o Uma Thurman. Dependerá de tí qué historia escribirás.

Triángulo en la zona de la UNESCO

Centenares de miles de visitantes viajan cada año a región de Bohemia del Oeste y sus ciudades balnearias Karlovy Vary, Mariánské Lázně y Františkovy Lázně. Disfrutan del mejor de los servicios comprobado al paso de los siglos en combinación con tecnologías sofisticadas, en medio de parques preciosos y columnatas majestuosas. La fuerza de la tradición de este triángulo de balnearios comprueba también el hecho de que este triángulo ha sido incluido entre los mejores balnearios europeos que están inscritos en la lista mundial del patrimonio cultural y natural de la UNESCO.

Los mejores balnearios checos

El balneario más antiguo checo es Teplice. Fue fundado en el siglo XII. El balneario Jáchymov también posee el título del balneario de radón más antiguo en el mundo. El balneario checo situado a mayor altura se encuentra en el pueblo pintoresco de Karlova Studánka, al pie de la montaña Praděd en la sierra Jeseníky. El balneario más popular Karlovy Vary se caracteriza por la mayor concentración de fuentes medicinales calientes en el mundo; son más de 80 manantiales. El más caliente se llama. La más caliente de ellas se llama pramen Vřídlo y su temperatura récord es de 73°C.

Una idea: ¡Sumérgete en la cerveza y rejuvenece!

¿Buscas algo excepcional? En ese caso seguramente te gustaría visitar el balneario de cerveza. La cerveza es un fenómeno checo y por eso sus efectos positivos se aprovechan hasta en los balnearios. Sumerge tu cuerpo en un baño de cerveza, deja que tu piel absorba antioxidantes naturales que la tranquilizarán y regenerarán. Te garantizamos que te sentirás unos cuantos años más joven. No olvides llevarte de aquí la cosmética checa de cerveza. Puede servirte de recuerdo agradable de tus vacaciones o un singular regalo navideño.