¡A pasear en bicicleta!

¡A pasear en bicicleta!

¡Anímate a recorrer la República Checa en bicicleta, de un extremo a otro!

HomeNuevo¡A pasear en bicicleta!
La temporada cálida y soleada está por delante, así que ha llegado el momento de montar bicicleta. Los cicloturistas están en ventaja —sus kilómetros no están limitados, en comparación con los turistas habituales, a la vez podrán observar el paisaje con mucha más intensidad que si lo recorrieran en automóvil—. Todos los aficionados a la bici podrán disfrutar de bellas imágenes naturales, monumentos en forma de castillos y palacios, experiencias con adrenalina. ¡Aquí te ofrecemos 4 ideas para disfrutar este año en bicicleta en la República Checa!

Ciclo-senda Bečva: la mejor ciclo-senda en Moravia

El río Bečva atraviesa la parte oriental de la República Checa. El río nace en la sierra Beskydy y después de unos 160 km, en tierra baja, se une con el río Morava. Esta ciclo-senda prácticamente copia el rumbo del río. La senda comienza en el paisaje verde y montañoso de la región protegida de Beskydy y, conjuntamente con la corriente de río, va descendiendo hacia las tierras bajas. Es una senda muy apropiada para familias con niños que ya pueden recorrer esta distancia por sí solos, ya que la senda todo el tiempo va en descenso. Durante el paseo podrás observar numerosas cosas interesantes. Aparte del bellísimo paisaje de la sierra Beskydy, podrás visitar uno de los museos al aire libre más antiguos y más grandes en Europa. Se encuentra en Rožnov pod Radhoštěm y dispone de más de cien objetos protegidos de la arquitectura popular que aparece en los alrededores. Visitarás la ciudad termal Teplice nad Bečvou; es una obligación hacer una parada y cargar el cuerpo de minerales en forma de agua mineral que brota en aquella región. Al final del camino, muy cerca de la ciudad termal, podrás visitar también las cuevas de aragonito Zbrašovské aragonitové jeskyně

České středohoří (la sierra de Bohemia Central): la región de volcanes apagados

České středohoří, la sierra de Bohemia Central, se extiende aproximadamente en el centro de Bohemia, al norte de Praga. Está compuesta por centenares de lomas y colinas que datan millones de años. El río Elba serpentea por el centro de esta sierra. La ciclo-senda mide casi 100 km, comienza al pie de la montaña Říp y termina cerca de la frontera con Alemania. En el río hay bastantes puentes, también puedes utilizar lanchas colectivas; por lo tanto, solo tú decides adónde llegarás en tu bici y cuántas cosas interesantes quieres ver. En la ciudad de Děčín hay un palacio que se yergue en lo alto, sobre el río, y por el camino no debes olvidar visitar la ciudad histórica de Litoměřice. Allí encontrarás una fortificación medieval, la catedral de San Esteban, numerosas galerías y museos. Terezín es una parte triste de la historia porque en la Segunda Guerra Mundial servía como campamento donde los nazis reunían la población judía de Bohemia. Originalmente era una fortaleza militar de defensa del siglo XVIII. Gracias a las reconstrucciones llevadas a cabo recientemente podrás conocer ambos aspectos de esta obra. ¿Y respecto a reliquias naturales? ¡No olvides visitar las ciudades rocosas en Děčín y Hřensko!

Bohemia del Sur: cicloturismo con una infraestructura estupenda

¿Deseas conocer la imagen del típico paisaje que para los checos es sinónimo de campo y vacaciones en casa de la abuela? ¡Entonces debes dirigirte a Bohemia del Sur! Esta región tiene una gran ventaja. En Bohemia del Sur encontrarás la red señalizada de ciclo-sendas más densa en toda la República Checa y, a la vez, el terreno no es muy montañoso. Es una región repleta de presas, alamedas centenarias en terraplenes, es un paisaje de aldeas pintorescas y ciudades antiguas. En Bohemia del Sur podrás visitar decenas de palacios; por ejemplo, el palacio romántico de Červená Lhota, el Hluboká o el palacio de Český Krumlov que está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. ¡Si tu bici te lleva a visitar otro monumento de la UNESCO, te sentirás encantado! El pueblo de Holašovice es absolutamente único, por sus edificaciones construidas en el estilo de barroco labriego y también por su belleza, ya que las edificaciones son magníficas y se mantienen en perfectas condiciones de conservación. ¿Cuál de las sendas debes escoger? La más larga es Vltavská cyklistická cesta (ciclo-senda a lo largo del río Moldava); comienza entre las colinas de Šumava, cerca del pueblo Kvilda, y termina junto al castillo Zvíkov. En esta senda podrás observar los “imanes” más destacados de Bohemia del Sur: Český Krumlov, el monasterio Vyšší Brod, el castillo Rožmberk y el monasterio Zlatá Koruna.

La corona del altiplano Vysočina a través de un pintoresco paisaje virgen

La región de Vysočina —la sierra montañosa entre Bohemia y Moravia— ofrece casi 2.500 km de ciclo-sendas. ¡Aquí disfrutarás a plenitud de excursiones en bicicleta! Esta región es rica en prados florecientes y monumentos espléndidos. La ciclo-senda entre Žďár nad Sázavou y Přibyslav es muy popular. La senda está construida en el lugar de la antigua línea ferroviaria que ya fue excluida del servicio, el ambiente aquí, por lo tanto, es excepcional. La riqueza cultural del altiplano Vysočina está al alcance de los ciclistas: uno de los monumentos de la UNESCO —la espectacular iglesia de San Juan Nepomuceno en Zelená hora, obra de Santini—, el castillo Pernštejn o el área de monasterio y palacio en Žďár nad Sázavou con el singular Museo de Nueva Generación. ¿Y las bellezas naturales? Las ciclo-sendas te guiarán hacia el corazón de la región de paisaje protegido Žďárské vrchy (las lomas Žďárské) donde podrás visitar miradores, miraderos, presas para recreo, restaurantes y tabernas campestres. ¿Deseas conocer mejor el paisaje en los alrededores de Bystřice nad Pernštejnem? Entonces te recomendamos las ciclo-sendas Zubří stezky —un sofisticado sistema de circuitos temáticos—.  
 
n-pleasant-cycling-1