15 sugerencias para disfrutar de un alojamiento digno del más noble aristócrata en Chequia

15 sugerencias para disfrutar de un alojamiento digno del más noble aristócrata en Chequia

¡Ponte en la piel de un duque! Quince tipos de un lujoso alojamiento en los castillos y palacios de la República Checa.

Si has visitado un castillo o palacio, seguro que alguna vez has imaginado cómo sería dormir en el blandito colchón de una cama con un robusto dosel y despertarte rodeado de lujo con vistas al espléndido jardín. ¡Podéis experimentarlo en la República Checa! Disfrutaréis de una romántica estancia en la que os sentiréis como unos auténticos príncipes. Incluso, podéis compartir la experiencia con vuestros principitos.

En los alrededores de Praga

 

Chateau St. Havel

En el mismo Praga se encuentra el hotel palaciego St. Havel cuya construcción comenzó, ya, en el año 1273. Sus propietarios rechazaron cualquier tipo de propuesta de compra de los terrenos pertenecientes al parque y, gracias a eso, los huéspedes del hotel palaciego ahora pueden disfrutar de la tranquilidad rodeados de la inmensa naturaleza y, a la vez, en contacto con el corazón de la ciudad.

El Chateau St. Havel es una excelente elección para amantes del golf ya que, dentro del propio complejo, hay un campo de golf con un exclusivo aquadriving. El día en Praga o en el green, lo podéis concluir en el palaciego restaurante donde cada comida es una experiencia única.

Jemniště

El Chateau Jemniště es un palacio de estilo barroco en el que os podéis alojar en tres lujosos apartamentos llamados: Terezie, František y Rainer, donde la historia se refleja en el estilo del mobiliario. La diversidad del menú juega un papel muy importante en la cocina palaciega, junto con su jardín de hierbas aromáticas y verduras.

El palacio de Jemniště está cerca de Kutná Hora y de Praga. El viaje a la capital te llevará menos de una hora.

Liblice

No muy lejos de Praga y la histórica ciudad de Mělník, se halla el palacio de Liblice, donde ofrecen un alojamiento que conecta la historia, el confort y una moderna arquitectura. Se puede elegir entre un alojamiento en una clásica habitación de palacio, con su mobiliario histórico, o en unas dependencias con una decoración moderna.

El palacio de Liblice se encuentra en el trayecto principal entre Mělník y Mladá Boleslav, que conduce por el bello y mágico Polabí (entorno del río Elba).

Loučeň

Un lugar para perderse, durante las vacaciones, es el palacio de Loučeň, ubicado cerca de Praga. En el recinto Maxmilian Lifestyle Resort, aparte de un lujoso y romántico alojamiento, podréis disfrutar de una rareza checa y europea, el exclusivo labyrinátirum; una colección de todo tipo de laberintos.
Aparte de Praga, también se encuentra, cerca de Loučeň, el parque temático Mirakulum, cuya visita agradecerán tanto niños como adultos.

Chateau Mcely

El Chateau Mcely agasaja a sus huéspedes con todo tipo de lujos. Cuenta con un destacado equipamiento que incluye su propia línea de productos cosméticos, con una reconocida cocina galardonada con varios premios, un precioso jardín y entorno del palacio. Prestan especial interés a los niños, quienes se pueden alojar en el apartamento de la princesa Nely y disfrutar de la experiencia que ofrece: una apetitosa comida, la transformación en una princesa o disfrutar de la tarde del príncipe descubridor, diversión en el jardín inglés o una excursión por el bosque de Svatojiřský. Todo eso, bajo la seguridad del lujoso complejo del hotel Chateau Mcely y, por supuesto, en compañía de sus padres.
El trayecto desde Praga hasta el Chateau Mcely dura, aproximadamente, una hora. Otros destinos cercanos son, por ejemplo, Mladá Boleslav y Hradec Králové.

Zbiroh

En el palacio de Zbiroh, ubicado en la frontera entre Bohemia central y Bohemia del oeste, os agasajarán y mimarán como a auténticos nobles. Es el único hotel en el que podréis pasar la noche en una verdadera cámara real como, lo hicieron antes, los emperadores Rudolf II y Karel IV, el célebre pintor Alfons Mucha o la cantante de ópera Ema Destinová.

El palacio de Zbiroh se ubica cerca de Plzeň, en la frontera de la región de Křivoklátsko, la cual le dio el nombre a uno de los castillos más conocidos de la República Checa, el castillo de Křivoklát.


 

En Bohemia


Hrádek u Sušice

Entrad por la puerta grande y disfrutad de un alojamiento de cuento. Allí encontraréis un agradable ambiente, un personal muy profesional y una experiencia que no olvidaréis jamás.

El palacio de Hrádek u Sušice se halla en el pintoresco paraje de Bohemia del sur, muy cerca de Šumava y del castillo de Kašperk o la ciudad de Plzeň.

Palacio de Hostačov

En la frontera entre Bohemia y Moravia se halla el palacio de Hostačov. Alojarse en una de estas habitaciones permite volver a los tiempos en los que el ritmo de vida no era tan acelerado. Podéis disfrutar de la estancia en una de las cámaras palaciegas como la librería, la ludoteca o el cine.
Muy cerca se encuentra las bella ciudad de Kutná Hora, protegida por la UNESCO, o el palacio de Žleby.

Hrubá skála

En el EA hotel palaciego de Hrubá skála tendréis la belleza del Paraíso de Bohemia (Český ráj) en la palma de vuestras manos. El palacio se encuentra en lo alto de una montaña de arenisca a la que fácilmente podréis acceder en coche o en bici. Desde ahí, las vistas están aseguradas. Durante la época turística podréis presenciar el pulido de piedras semipreciosas del Paraíso de Bohemia. 
El palacio está bien comunicado con Praga, no muy lejos se halla la ciudad de Mladá Boleslav o también Liberec.

Kamenný dvůr

Una parte del triángulo de balnearios de Bohemia del oeste la compone el palaciego hotel Kamenný dvůr, ubicado entre Karlovy Vary y Cheb. A parte del alojamiento en sus lujosas habitaciones, el hotel ofrece una experiencia gastronómica, un tranquilizante paseo por el precioso parque o un lujoso wellness.

Nové Město nad Metují

Junto con el alquiler de una habitación en el palacio de Nové Město nad Metují os entregarán las llaves del recinto para que os convirtáis en los señores del palacio. Os alojaréis en un complejo en el que la primera piedra fue puesta ya en el año 1501 por lo que dormiréis rodeados de historia.

Nové Město nad Metují se halla en Bohemia del norte, no muy lejos de la frontera con Polonia. Desde aquí, podéis hacer una excursión al safari zoo en Dvůr Králové nad Labem o a las montañas de Orlické hory.

 

En Moravia


Chateau Herálec

Acogido por la bonita naturaleza de la misteriosa región de Vysočina, en el corazón del jardín inglés del siglo XVIII, descansa un hotel palaciego que, con el lujo de sus cinco estrellas y la intimidad que ofrece, atrae a sus huéspedes. El palacio dispone del balneario Spa by L’OCCITANE y de una exclusiva colección de vinos de etiqueta; una de las colecciones más grandes de la República Checa en su categoría. Todo encaja a la perfección junto con la gastronomía, que en el Chateau Herálec se sirve de productos frescos de la zona, libres de productos químicos.

El palacio se halla a mitad de camino entre Praga y Brno por lo que supone un gran punto de partida para empezar a conocer las maravillas de la República Checa.

Napajedla

El palacio de Napajedla es una joya de la arquitectura barroca, ubicada en el corazón de Moravia, al este de la República Checa. Al mismo tiempo es un hotel familiar donde podéis elegir entre un dulce “no hacer nada” o unas vacaciones activas. El complejo dispone de pistas de tenis y muy cerca se halla la famosa ruta ciclista del Canal de Baťa.

Como posible excursión, podéis ir a Zlín donde conoceréis su moderna arquitectura o a los jardines de Kroměříž, los cuales pertenecen a la lista de la UNESCO. Tras una hora en coche, llegaréis a la metrópoli de Moravia, Brno.

Třešť

El Zámecký hotel Třešť  (Hotel Palaciego Třešť) ofrece a sus huéspedes un alojamiento en un palacio medieval o en las reciente reconstruidas dependencias, que surgieron en los antiguos establos del palacio. A parte de los asistentes a los eventos comerciales y conferencias empresariales, también disfrutan del hotel aquellos huéspedes, quienes buscan un agradable entorno, una preciosa naturaleza y tranquilidad para relajarse. Durante las vacaciones escolares, el hotel Zámecký hotel Třešť es un destino vacacional de muchas familias con niños.

Muy cerca de la ciudad de Třešť hay varios monumentos; podéis visitar Telč y Třebíč para descubrir sus joyas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Valtice

Si os alquiláis una habitación en el palaciego hotel Hubertus, ubicado en el ala oeste del palacio de Valtice, os alojaréis directamente en un monumento protegido por la UNESCO. El hotel es parte del recinto de Lednice-Valtice, declarado Patrimonio Mundial, ubicado cerca de la frontera con Austria. El hotel palaciego se podría describir con estas acertadas características: ¡estupendas condiciones para practicar senderismo y cicloturismo, monumentos culturales, excelente cocina y vinos de calidad!

En caso de que queráis salir del recinto de Lednice-Valtice, podéis hacer una excursión vinícola al, no muy lejano, Mikulov y a una de las regiones más bonitas de la República Checa, Pálava.
n-sleep-like-aristocracy

n-sleep-like-aristocracy