El descanso no termina cuando acaba el verano – en el otoño, se animan los balnearios

El descanso no termina cuando acaba el verano – en el otoño, se animan los balnearios

Cuando el sol ya no arde tanto, usted puede calentarse en un baño. En el otoño, la República Checa atrae por sus fuentes calurosas.

HomeNuevoEl descanso no termina cuando acaba el verano – en el otoño, se animan los balnearios
El otoño puede parecer el fin de turismo. Los niños están en la escuela otra vez, los días se hacen más cortos y el sol ya no calienta tanto. Pero hay áreas en las que el número de turistas crece en otoño. Júntese a ellos y visite los balnearios para cargar la energía para el invierno. Caliéntese en las fuentes calurosas en las que se bañaba el emperador Carlos IV, por ejemplo. Dese el lujo de wellness y cuidado lujoso en el mejor spa checo. Hay una gama amplia y también hemos preparado unos consejos para usted – tal vez conozca algunos, talvez lea por primera vez sobre algunos – todos valen la pena.

Balneario termal Velké Losiny

Al este de la República Checa está situado el conjunto balneario único y nuevo Velké Losiny donde llenaron el parque acuático con agua termal. Por eso es idóneo para las familias con niños, por ejemplo. Mientras que los padres descansen en el hidromasaje o tomando un masaje, los niños se divertirán en el tobogán. Después pueden visitar la fábrica local de papel y probar el método de la fabricación de papel que no ha cambiado desde el siglo XVI. Además, solo a una hora de Velké Losiny está situada la ciudad de Olomouc, clasificada en la lista del patrimonio mundial cultural de la UNESCO. Vale la pena visitar también el castillo romántico de Bouzov conocido de los cuentos de hadas cinematográficos, sobre todo.

La ciudad acogedora de Luhačovice

Un poco más a este que Velké Losiny, en un valle del área protegida Bílé Karpaty, está el pueblo balneario Luhačovice. Lo precede la leyenda de uno de los balnearios más hermosos de la República Checa y es famoso en toda la Europa – la mantiene como uno de los mejores centros para el tratamiento de los problemas de vías respiratorias. Si usted no tiene problemas de salud y quiere visitar Luhačovice para descansar, no quedará decepcionado. Lo garantizará la arquitectura única del balneario, inspirada por las casas populares, o la posibilidad de hacer unas excursiones por los alrededores – a Kroměříž, por ejemplo, que es una ciudad de la UNESCO.

Janské lázně, un balneario único

El spa Janské lázně está en el norte de la República Checa y gozan de fama mundial gracias a la combinación que se ve muy raramente. Es un pueblo en el pie de la sierra más alta del país, Krkonoše , ofrece tratamientos curativos, paquetes de relajación, turismo montañoso y también unas pistas para esquiadores exigentes. Un funicular sube del pueblo hasta la cumbre de uno de los picos más altos de Krkonoše que se llama Černá hora. Una columnata agradable y una estatua de Krakonoš legendario están esperando a los huéspedes del spa. Krakonoš es el patrón de las montañas con barba que vigila tanto la sierra como a los huéspedes.

El balneario real de Karlovy Vary

Talvez el balneario más conocido de la República Checa, Karlovy Vary, atrae a sus visitantes ya desde hace varios siglos, o sea mediante sus fuentes únicas, calurosas y curativas, o sea por sus bosques vastos o arquitectura elegante. Karlovy Vary está en el oeste, a dos horas de Praga y cerca de la frontera con Alemania. Buena accesibilidad y el aeropuerto propio llevan aquí a visitantes de todo el mundo que continúan después también más allá al triángulo balneario, a Mariánské lázně cercano o al spa Františkovy lázně. La lista de los visitantes de Karlovy Vary contiene reyes, poetas, científicos, compositores de música y también escritores. Fue fundado por el emperador del Santo Imperio Romano, Carlos IV, que apreció la fuerza curativa de las fuentes ya en el siglo XIV. La República Checa, incluso Karlovy Vary, está preparando las celebraciones del aniversario 700 de su nacimiento.