Alfons Mucha fue un pintor fenomenal, el icono de la secesión europea y un genuino maestro en el trabajo con la luz y las sombras. Pintaba espléndidos cuadros y carteles, diseñaba joyas, papeles pintados y envolturas de chocolates. Nació en el sur de Moravia y la “Senda de Mucha” nos recuerda aquí los lugares de su acción.
El sitio más popular de la senda es el palacio en Moravský Krumlov donde está instalada la Épica Eslava, la obra más importante de la vida de Alfons Mucha. Este singular Ciclo de 20 lienzos  dedicados a la historia de los Eslavos desde la prehistoria hasta el principio del siglo XX.  ¡Mucha pasó 18 años pintándola!  Y después, en vez de vender la obra, se la  donó a Praga gratuitamente.



Puedes continuar al pueblo de Ivančice, el pueblo natal de Alfons Mucha que se extiende cerca de Brno. El monumento local sito en la plaza representa la exposición más grande de toda la senda, en lo que se refiere al número de objetos expuestos.



El tercer paradero en la Senda de Mucha podría ser el centro de vitivinicultura de Moravia de Sur – el pueblo de Mikulov, puesto que Mucha vivió aquí dos años. Mucha venía al hotel Tanzberk a beber café y vino, no olvides visitarlo.



El último lugar es la casa de ayuntamiento en Hrušovany nad Jevišovkou. Alfons Mucha la decoró con espléndidas pinturas al fresco.




 

Dirección

Moravský Krumlov
Zámecká 1
672 01 Moravský Krumlov